Fuerte de local

Fuerte de local

Miramar se hizo fuerte de local, y derrotó a Auriblanco en cifras de 81-64. Los monitos quedaron con un record de dos victorias y tres derrotas. Mientras que el papal aun no conoce la victoria. 

El arranque era favorable para el conjunto visitante, que aprovechaba la poca eficiencia ofensiva del local, y con Jones y Taibo como figuras, empezaba 10-2 arriba en los primeros cinco minutos. Yaquinta pidió minuto, y a la vuelta, en un minuto su equipo colocó un parcial de 6-0, obligando ahora, a pedir minuto de tiempo a Rabino. Miramar cerró de gran manera el cuarto, y con triples de Blazina terminó 18-15 arriba.

El comienzo del segundo período mostraba paridad. Las defensas les ganaban a los ataques y los procedimientos para buscar el gol eran erráticos. Miramar que contaba con Blazina como figura, encontraba un buen ingreso de Botta, quien con puntos e intensidad defensiva, lograba que su equipo se ponga 25-19 promediando el cuarto. Al Auri le costaba una barbaridad anotar, su rival lo aprovechaba y sacaba hasta 11 de renta. De la mano de la juventud de Comas y Erroizarena, Auriblanco achicó sobre el final y terminó el primer tiempo 30-27 abajo.

 La visita ingresó nerviosa a jugar el complemento, y le costó caro. El extranjero monito pesó, y su equipo volvió a abrir nueve de renta (39-30)en los primeros cuatros minutos. Piñeiro comenzó a meter todo lo que tiraba, pero del otro lado también, todos se animaban a meter de tres puntos y los dirigidos por Rabino no podían achicar la diferencia. El tercer cuarto terminó con los locales arriba 54-47.

El cuarto no podía arrancar mejor para los locales, que colocaban un 11-1 en los primeros cuatro minutos del cuarto, para sacar 17 de brecha. Los cambios de Rabino no generaban soluciones, el reloj corría y la diferencia en el marcador no se achicaba. Quedaban los últimos cinco minutos del partido, pero ya era tarde, Miramar prácticamente no erraba. Los locales cerraron de gran manera el encuentro, y se quedaron con la victoria por 81-64.

En el elenco ganador se destacaron los 26 puntos, 13 rebotes, 9 asistencias y 5 robos de Damian Blazina, los 14 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias de Agustín Viotti, y los 13 tantos de extranjero Drakeford. 

Por el lado del papal, lo más destacado pasó por las manos de Andrés Piñeiro, quien terminó con 20 puntos. Rod Goncalvez aportó 17 unidades y 8 rebotes.