El favorito arrancó ganando

El favorito arrancó ganando
Foto: LNB Contenidos.
Por el Grupo C de la Liga de las Americas, grupo donde compite Hebraica Y Macabi, se enfrentaban el local y favorito de dicha serie San Lorenzo frente al conjunto de Venezuela, Bucaneros de La Guaira. Como era de esperar la victoria fue amplia para los dirigidos por el experimente Lamas. El uruguayo Mathias Calfani termino con 3 puntos, 4 rebotes y 1 asistencia en poco menos de 18 minutos en cancha, en un equipo que repartió de gran manera tanto los minutos como los puntos.
 
San Lorenzo 76 – Bucaneros de La Guaira 51 (Via basquetplus.com)
 
En su debut internacional con la Liga de las Américas y ante toda su gente de local en un repleto Polideportivo de Boedo, San Lorenzo tuvo un estreno brillante en el Grupo C de la competición continental y derrotó a Bucaneros por un contundente 76-51. Los de Julio Lamas dieron el primer paso, de la mano de varios exponentes destacados pero donde la figura terminó siendo un bestial Gabriel Deck (23 puntos, 6 rebotes y una energía de otro planeta).
 
San Lorenzo arrancó enchufadísimo y eso se tradujo demasiado rápido en el marcador. La presión defensiva del local aturdió las intenciones de Bucaneros, el rival perdió gol y la energía de Deck (8 puntos en el primer cuarto) empezó a desequilibrar el juego.
 
A campo libre, con el pase extra, con tranquilidad pero a su vez mucha velocidad, San Lorenzo terminó de exprimir su fantástica defensa con un correcto desempeño ofensivo y Bucaneros no tuvo forma de equiparar el duelo. El dueño de casa se adelantó 20-11 en el episodio inicial, demostrando su poderío y dejando en claro sus intenciones desde el arranque.
 
El local había tenido varios artífices de su buena ventaja en ese inicio (Deck, Mata, Sandes, Safar y demás), pero la historia se emparejó en el segundo episodio. Con Hamilton liderando el juego de Bucaneros y creándole muchos problemas a San Lorenzo, Bucaneros se fortaleció en el fondo y empezó a soltarse en ataque.
 
Los venezolanos no terminaron de darlo vuelta gracias a que el Ciclón siguió teniendo material para contrarrestar y nunca pasó por un flojo momento a pesar de cierta laguna, San Lorenzo respondió cada vez que la visita se aproximó y dos bombazos de Safar (fantástico y letal primer tiempo) le bajaron el telón a un intenso segundo cuarto: 38-32 para los argentinos, que supieron resistir la mejoría rival.
 
Parecía que Bucaneros le había encontrado la vuelta al juego, sin embargo con el correr de los minutos perdió peso y San Lorenzo volvió a explotar sus muchos recursos. Todo el equipo volvió a tener buenos momentos (las asistencias y la repartición de juego de Aguirre, Sandes y Calfini ayudaron mucho), aunque el factor que empezó a marcar la diferencia fue Mata.
 
Apuntalado por el alero, la diferencia se fue haciendo cada vez más grande, Bucaneros se secó casi por completo (estuvo más de tres minutos sin anotar) y el momento argentino se potenció con un descomunal pasaje de Deck para que San Lorenzo termine luciéndose: volcadas, corridas a cancha abierta y diferencia de quince (57-42) al entrar al último episodio.
 
San Lorenzo entró un poco relajado al último periodo y Bucaneros lo entendió rápido, poniéndole un poco de presión y aprovechando ese bajón local (anotó solo dos puntos en casi cuatro minutos). De todas formas el Ciclón volvió a tener orden cuando reingresó Aguirre, en la doble base con Scala más los buenos y continuos pasajes del tándem Mata-Deck.
 
Aquel dúo alero-ala pivote brilló, aunque el desempeño de Deck fue de lo más completo colaborando en defensa, con rebotes, en ataque, con puntos y su energía tan particular. La pequeña tormenta que pasó por un leve momento se disipó, y San Lorenzo terminó luciéndose con una paliza de 76-51 para arrancar la LdA con el pie derecho.