Serbia derrotó a Filipinas por 59 puntos y confirmó su presencia en octavos de final.

Desde el primer minuto, Serbia marcó la diferencia, guiados por Bjelica y Bogdanovic, además de una asombrosa precisión en sus tiros de campo que rozaban la perfección, hacían que, sin demasiado esfuerzo, muy adelante en el marcador, finalicen la primera mitad con el partido practicamente liquidado, 62-35. Para la segunda mitad Serbia no bajó la intensidad, y colocó un parcial de 37-15 para ya entrar al último cuarto con una ventaja de casi 50 puntos. De esta manera, la selección dirigida por Sasa Djordjevic, terminó el partido 126-67, logrando su pasaje a los octavos de final y dejando a la selección de Filipina ya sin chances de acceder a la siguiente etapa.

Serbia logró un porcentaje total de 75% en sus tiros de campo, además, logró la tercer victoria más abultada del mundial, todo esto sin que ninguno de sus jugadores supere los 25 minutos.

Nemanja Bjelica fue el hombre de la noche en Foshan, el alero de los Sacramento Kings, anotó 20 puntos, bajó 3 rebotes y repartió una asistencia, con un 100% de efectividad en sus tiros.

Deja tu comentario...