Con una fenomenal actuación de su capitán Alejandro Pérez, Peñarol venció a Miramar 89-82 y se llevó un puntazo de cancha de Colón para mantenerse en la cima del torneo.

El partido comenzaba muy parejo y goleado, el carbonero intentaba generar desde más allá de la línea de tres puntos, mientras que Miramar cargaba abajo para Riauka, ya sea para definir el o para que genere hacia sus compañeros. Con el correr de los minutos, Peñarol se comenzó a sentir cada vez más cómodo con el partido, el carbonero tomaba muchos tiros abiertos en ataque con grandes porcentajes, mientras tanto, en defensa el aurinegro se cerraba lo que obligaba al monito a tirar mucho de afuera sin buenos resultados, por lo que dependía pura y exclusivamente de lo que pudiera hacer el lituano. Sobre el final del primer cuarto el partido comenzó a cambiar, de la mano de unos Soto y Trelles infalibles desde más allá de los 6.75 Miramar comenzó a remontar hasta el punto de finalizar el período 3 arriba gracias a un doble de Riauka sobre el final del período.

Desde el inicio del segundo cuarto Miramar dejó en claro que no le iba a conceder tantos espacios a Peñarol como en los pasados 10 minutos, ya desde la primer jugada donde Botta roba el balón para una posterior corrida de Soto se notó otra intensidad. A partir de ahí fue todo del monito, que puso un 8-2 en los primeros 4 minutos para poner la máxima de 9 y obligar a Diego Castrillon a pedir minuto. Con el correr de los minutos Peñarol cada vez se ofuscaba más y más, el Carbonero no lograba anotar, mientras que el monito con grandes pasajes de Diego Olivera, Zigmantas Riauka y Martin Trelles los dirigidos por Yaquinta lograron abrir hasta 12 puntos de ventaja. Luego de 5 minutos sin anotar, el aurinegro logró meter un rápido 7-0 gracias a un par de libres de Allston y Asaravicius más una bandeja y un punto de segunda oportunidad del norteamericano. Sobre el final del cuarto, el ingreso de Asaravicius fue fundamental para la remontada del carbonero, incluso anotando un doble y foul fenomenal para ponerse a 6 unidades faltando 14 segundos, pero luego de conseguir el rebote del adicional, una pérdida tonta de Diego Álvarez ayudó a que Miramar corriera la cancha y se fuera al descanso largo 8 arriba.

El complemento empezó muy entretenido, Peñarol liderado por el Pepusa Pérez comenzaba mejor, pero un triple de Rodríguez volvia a poner al Monito 8 arriba, pero a los 2 minutos de comenzado el cuarto, luego de la lucha por un rebote, Allston le impactá una especie de zancadilla al Lituano Riauka y la terna decide expulsarlo del juego en el partido despedida del norteamericano. Luego de los 2 libres del lituano continuaron los inconvenientes, la terna decidió expulsar al ayudante técnico de Peñarol Ignacio Silva, y la parcialidad carbonera comenzaba a venirsele arriba a los jueces. Faltando 6 minutos, el carbonero metió un 6-0 rápido para ponerse de vuelta en juego, esto, sumado a la 4ta de Botta y Riauka obligó a Yaquinta a pedir minuto. Luego del minuto de tiempo, Miramar volvió al rectángulo de juego mucho más calmado, si bien en ataque seguía bastante entreverado, logró frenar el parcial de Peñarol y mantenía la distancia de 8 puntos. Cuando parecía que el monito volvía a tomar las riendas del partido, un tremendo parcial de 19-5 puso al carbonero uno arriba gracias a una flotadora de Zannota sobre la chicharra y se vaya al último cuarto 64-63.

El inicio del último chico fue todo en Amarillo y negro, de la mano del Pepusa Pérez el aurinegro castigaba en ataque, mientras que el monito trataba de cargar con Riauka pero sin éxito, de esta manera el carbonero abriría su máxima de 9 puntos.
Cuando parecía que Miramar tiraba la toalla, un 11-2 rapidísimo de la mano de Botta lo ponían de vuelta en partido, pero faltando 3 minutos otra vez de la mano de un excepcional Alejandro Pérez volvía a colocar un 6-0, luego un triple de Imanol Asaravicius y (por enésima vez en la noche) una genial acción del Pepusa, el carbonero consiguió un enorme triunfo con el que se mantiene en la cima de la tabla de posiciones. El marcador final fue de 89-82 para Peñarol.

Alejandro Pérez fue la gran figura y el goleador con 30 puntos siendo secundado por Imanol Asaravicius con 15 unidades y 9 rebotes y también por Salvador Zanotta quien puso 14 tantos y 6 asistencias. Por el lado de Miramar Zygimantas Riauka se destacó con 24 puntos y 6 rebotes y también Martín Trelles quien sumó 23 tantos y 5 pases gol.

Deja tu comentario...