Tras un segundo tiempo perfecto, Aguada derrotó a Malvín en cifras de 78-65 y puso la serie 3-1 a su favor. El rojiverde está a una victoria del titulo, y el campeón sobre las cuerdas.

Malvín comenzó mejor el encuentro y sin ser nada del otro mundo en defensa, encontraba buenos minutos de Millsap y Blair en ataque para abrir cinco de renta. La ofensiva era lo que salvaba a Aguada, que sufría en defensa y no encontraba tiros claros salvo los que generaba Graham. Mientras que el playero continuaba exhibiendo una gran actuación del norteamericana Millsap, que reboteaba, salía con balón en mano y hacía daño con penetraciones y tiros de media distancia. El primer cuarto terminaba 23-13 a favor de los dirigidos por López.

Poco cambiaba en el inicio del segundo cuarto. El aguatero tomaba malas decisiones en ataque, Graham abusaba de su tiro y no pasaba por una buena noche. Del otro lado, el playero hacía lo que tenía que hacer, era inteligente con la pelota en sus manos. La dupla Passos – Blair era indefendible como insuperable en defensa y así Malvín sacaba 15 de renta. Los dirigidos por Volcan tenían una noche para el olvido en el costado ofensivo, pero a pesar de eso, puntos consecutivos hacían que sobre el final del cuarto achique la brecha en el score. Al descanso largo Malvín se fue arriba 40-28.

Tras los primeros minutos del complemento en donde la brecha alrededor de los diez puntos persistía, el aguatero levantó. Izaguirre ingresaba bien y aportaba triples, Graham levantaba y Feeley daba una mano enorme en defensa. Así, al promediar el cuarto Aguada se ponía a tan solo cuatro puntos. Y cómo quién no quiere la cosa, siguió de largo. Allí la importancia del estadounidense Zach Graham, era su mejor momento, Aguada lo buscaba y él no se escondía. Con cinco al hilo del yankee los dirigidos por Volcan pasaban por tres tantos para delirio de toda la muchachada. Entre cánticos, mucho ruido que bajaba de las tribunas del precioso Antel Arena y un triple sobre la bocina de Joaquín Rodriguez, el tercero se iba con Aguada arriba 56-50.

El comienzo de epílogo fue un suplicio, feo de ver para los ojos de los espectadores. Malas decisiones en ataque en ambos lados del campo, pérdidas por doquier y más. Los primeros puntos llegaron a los tres minutos, tras un doble exquisito de Joaquín Rodríguez. Justamente el pibe generación 99 de Aguada pasaba por un gran momento en cancha, tanto en sus decisiones ofensivas como en defensa. Con el mercedario junto a Graham y Izaguirre como estandartes, los de la avenida San Martín abrían diez a falta de tres por jugar. Los minutos finales fueron en dos colores, rojo y verde. Aguada no sufrió ningún sobresalto, embocó cuando lo tenía que hacer, y se quedó con la victoria por 78-67.

Andrew Feeley finalizó con 23 puntos más 14 rebotes, Zach Graham terminó con 21 unidades y Al Thornton 10. En Malvín Millsap terminó con 27 puntos siendo el goleador del juego.

Deja tu comentario...