Peñarol derrotó de visita a Danubio en cifras de 98-85 y quedó a un solo triunfo del ascenso a El Metro 2019. Jugó un partido redondo y tuvo muy buenos porcentajes desde tres puntos.

Al partido lo comenzaba más activo Danubio, rotaba bien desde el perímetro y generaba situaciones claras. Nicolás Sánchez estaba totalmente encendido y anotó tres triples consecutivos. Pons era otro que estaba claro en el tiro exterior y el local marcaba la cancha con un parcial de 13-4 en su favor. La visita fue de menos a más, con los minutos crecía la producción de juego y llegaron triples de Álvarez y Botta en dos oportunidades. Asaravicius y Wenzel corrían la cancha y también aportaban gol. Peñarol mejoraba en el final y siguió de largo en el marcador. El final del primer cuarto fue 26-18 para Peñarol.

El segundo seguía de la misma manera en el arranque, Peñarol generaba buen juego y llegaban triples de Álvarez y Wenzel, además sacaba la máxima ventaja de 9 unidades. Defendía en zona 2/3 y le daba mucho resultado al equipo “danubiano”. El equipo de la Curva reaccionaba con un gran ingreso de Tolmero, generaba para sus compañeros y también le daba gol. Llegó otro triple de Sánchez y con Miranda que era otra vía de gol mediante el tiro exterior, igualaba las acciones. Se fueron al descanso largo 41-39 Peñarol.

En el tercero arrancó con todas el local y seguía de largo. Tolmero seguía siendo importante en el perímetro y generaba notable en la base, llegó un triple de Nicoletti y el juego en la pintura de De las Nieves lo dejaban 5 arriba en el marcador. Sin embargo Peñarol pisó el acelerador y pasó de largo con una figura tremenda. Diego Álvarez estaba con la mano muy caliente, y anotó tres triples consecutivos. Y para completar, cuando se acababa el cuarto convirtió otro tripe de manera increíble, una especie de gancho desde mas allá de 6,75 y cerraba un cuarto bárbaro. Peñarol se fue al último cuarto ganando 70-60.

El último arranco con la franja que quería descontar rápido el marcador. Un triple de Tolmero y el tiro exterior de Pons lo acercaban en el score. Sin embargo el “carbonero” estaba letal y no paraban de caer bombas, todas ellas desde la banca. Hubo uno de Rivas y otro de Erroizarena, Asaravicius estaba encendido y descargó dos triples. Fueron determinantes para que la visita nunca estuviera en riesgo y de a poco cerraba el juego. Controló el final y no estuvo nunca en riesco en el final.

Fue victoria y llego la décimosegunda victoria al hilo de Peñarol y además queda a una sola victoria del ascenso a El Metro 2019. El goleador del juego fue Diego Álvarez con 23 puntos (6/12 triples) y 6, lo siguió Imanol Asaravicius con 21 puntos. En Danubio se destacó Nicoletti con 22 puntos.

 

Deja tu comentario...