Cleveland sigue cosechando buenos resultados, esta vez ante el duro Sacramento Kings y ahora son 13 victorias al hilo.

Por parte de los Cavs la situación venía siendo altamente positiva. Recibían a Sacramento con un récord positivo 17-7, aún sin sus bases naturales, Rose y Thomas. Fueron buenas las noticias en torno a Derrick, plagado de rumores en cuanto a su retiro, se dio a conocer la decisión de continuar con Cleveland esta temporada. 

Por el lado de Sacramento la situación en la temporada no era nada buena. Pisaban Ohio con un récord de 7-17, perfectamente a la inverse que su rival de turno y con pocas ilusiones de victoria. Aunque llegando como la cenicienta del encuentro, fue altamente positivo el rendimiento de unos Kings que estuvieron cerca de dar el gran batacazo de la jornada.

Los de Ohio sufrieron de verdad. Se fueron al descanso cayendo 48-57, llegaron a ir perdiendo por 14 puntos en el tercer cuarto y terminaron remontando en el último merced a un gran comienzo de Kyle Korver, una notable defensa colectiva y la capacidad de LeBron para decidir al final. Con 97-95 en el marcador, un triple de James a 16 segundos de la conclusión cerró el partido a favor de los locales, que concluían el encuentro arriba en el marcador por 101-95.

Volvió a ser LeBron James la figura, autor de 32 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias, acompañado por los 18 puntos y 13 rebotes de Kevin Love, los 17 tantos de un muy certero Jeff Green y los 15 de Kyle Korver, que encestó 3 triples en el inicio del cuarto final importantes.

Sacramento tuvo como jugador más destacado al veterano Zach Randolph, convirtiendo 18 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias. Además, 17 y 15 de los suplentes Buddy Hield y Frank Mason III y 16 rebotes del titular JaKarr Sampson, que lució juego en los tableros en la visita de su equipo a su ciudad natal.

Deja tu comentario...