Tras la importante victoria de Uruguay ante Puerto Rico en cifras de 64-62, analizamos los aspectos más destacado del encuentro.

 

Desde el primer minuto de partido los dirigidos por Magnano sabían que la ventaja estaba en las cercanías del aro, y fue ahí donde los perimetrales intentaron poner la bola, una y otra vez, sobre todo en manos de Esteban Batista. Fue así que Uruguay anotó el 43.75% de los puntos en la pintura, anotando 12 puntos más que su rival en esa zona de la cancha. Quizás por momentos fuimos demasiados dependientes de lo que nuestro capitán podía generar con sus posteos.

En otro rubro donde Uruguay fue superior al equipo centroamericano, fue en el de las asistencias. Allí los celestes repartieron 15, mientras que su rival se quedó en 7. En manos de Gustavo Barrera pasó lo mejor. El base mercedario repartió 7 pases de gol. Además del “panchi” otros seis jugadores repartieron asistencias.

Otro de los aspectos claves, incluso remarcado por Rubén Magnano en la conferencia de prensa, fue la tranquilidad de Uruguay en los momentos más difíciles del encuentro, donde primó la paciencia sobre el nerviosismo. Tras abrir la máxima de nueve a comienzos del último cuarto, los boricuas, de la mano de Huertas, se colocaron un parcial de 13-0 para pasar por tres tantos cuando restaban cinco minutos para el final. Allí, Uruguay sacó a relucir la jerarquía de algunos de sus jugadores, y no se dejó llevar por la impaciencia de estar abajo en el marcador, situación que no acostumbró en el encuentro de ayer.

En el apartado donde Puerto Rico estuvo por encima de Uruguay, fue el rubro de los puntos que llegaron desde el banquillo. Fueron 18 puntos los que llegaron desde la banca de suplentes en el equipo de Eddie Casaiano, destacándose los 11 tantos de Gian Clavell. Los nuestros lograron solamente 12 puntos, aportando 7 tantos Kiril Wachsmann.

Los puntos desde el banco no fue el único rubro estadístico donde los boricuas dominaron. También fueron superiores en el porcentaje de tiros libres y de triples. En un encuentro donde se dieron un número de faltas importante (28 Puerto Rico y 23 Uruguay), los boricuas le sacaron mayor provecho, ya que encestaron 18/23 desde la línea de tiros libres. Mientras que los uruguayos apenas lograron 16/27, un 59%. Desde más allá de los 6.75 los números celestes no fueron buenos, convirtiendo 6 de sus 24 intentos, el 25%. Los seis triples los anotaron Parodi, Fitipaldo y Calfani, dos cada uno. El porcentaje de acierto de los caribeños no fue el mejor tampoco, encestando 8/27, el 30%. Allí se destacaron los 5 triples convertidos en 9 intentos por parte del escolta David Huertas.

Deja tu comentario...