El pívot estrella de New Orleans Anthony Davis se lesionó la pasada jornada cuando su equipo enfrentaba a Utah Jazz.

Quedaban 11 minutos y 35 segundos cuando Davis luchaba por un rebote con Derrick Favors, sin mediar un contacto físico importante, se desplomó echándose la mano a la parte alta de la pierna izquierda. Casi a la altura de la ingle.

El jugador permaneció un buen rato en el suelo, afectado por un un gran dolor, para luego marcharse a los vestuarios. Anthony ayudado por el cuerpo médico salió sin apoyar la pierna izquierda y no volvió.

La ausencia de Davis, quien había sumado hasta entonces 19 puntos y 10 rebotes, fue definitiva para que Utah lograse dar la vuelta al marcador y hacerse con el triunfo por diferencias de 114-108, en un partido disputado entre dos equipos destinados a disputarse alguna de las últimas plazas que dan acceso a playoffs en la Conferencia Oeste.

El jugador será sometido hoy a una resonancia magnética para ver el alcance exacto de la lesión. Parece imposible que pueda jugar hoy sábado ante Portland Trail Blazers.

La carrera de Davis ha estado trufada por lesiones. La mayoría de las veces sin gravedad. Eso sí, ha sufrido muchos altercados y no logró jugar 70 partidos en una temporada hasta el año pasado. Tampoco se ha perdido más de 21 juegos en una campaña.

En la presente temporada el pívot estrella de Pelicans, promedia 25,2 puntos y 11 rebotes, siendo clave para un funcionamiento junto a Cousins, que está dando sus frutos con un récord equilibrado 11-11.

Deja tu comentario...