Foto: Paulo Petkoff.

Martín Frydman, entrenador de Atenas, pasó una semana en Bahía presenciando entrenamientos de Bahía Basket.

El director técnico campeón de El Metro 2017 con Atenas, sigue formándose y está vez partió rumbo a la vecina orilla para presenciar entrenamientos de Bahía Basket, club donde militan Luciano Parodi y Gonzalo Iglesias, dirigido técnicamente por Sebastián Ginóbili. 

Ricardo Sbrana, periodista del diario “La Nueva” de Bahía Blanca, habló con Martín Frydman, quien le comentó lo siguiente: “Hace una semana vine a ver los entrenamientos de Bahía Basket, los métodos y la manera de trabajar. Sobre todo porque allá en Atenas tenemos una concepción bastante parecida de contar con un equipo de jóvenes.”

Hay que reconocer que Atenas está cambiando la ideología que predomina en nuestro basketball, ahora apuesta fuerte a la formación de jugadores e intentar conseguir más Mauro Zubiaurre, Mateo Pose, que ya son jugadores que compiten en Liga Uruguaya. De la mano de Martín Frydman y Fabián Narbais el club palermitano intenta nutrirse de jóvenes valores, como Luciano Planells (debutó con 15 años), Agustín Pose (hermano de Mateo) o Hakeem Da Silva, entre otros. 

Frydman también destacó “La organización me pareció muy buena. Es lo que más me llevo de Bahía: la gestión, la forma de reclutar, el trabajo y el ambiente en el que se trabaja con los chicos día a día”, de Bahía Basket. 

La dupla técnica de las “Alas Negras” llegó a la institución tras la desafiliación del Club en el año 2009. A partir de ahí, ambos comenzaron un largo camino donde se enfrentaron a realidades muy duras, como la no competencia en formativas (luego de la desafiliación, al poco tiempo se arregló), el descenso en formativas (Atenas pasó a jugar Serie 4, cuando acostumbra a jugar Serie 2), hoy en día volvió a considerarse en la serie 2 y siempre alguna categoría se entrevera en los playoffs de serie 1. 

Martín asumió la dirección técnica de Primera División a mitad de la Liga Uruguaya 2015 (debutó con victoria vs Bohemios), en un Atenas prácticamente descendido que dio batalla hasta el final, pero que no se pudo salvar. Luego en segunda división hizo un campañón, pero el club atado a hechos de violencia, tuvo quitas de puntos (dos veces en el torneo) y se perdió el derecho de volver al círculo de privilegio. Al siguiente año, con plantel para ascender, las “Alas Negras” le ganaron a todos, los problemas quedaron de lado y su gente festejó.

En el plantel de Campeón se encontraban jugadores “Made In Atenas”, como Mauro Zubiaurre (capitán y mejor jugador del torneo), Mateo Pose (el más regular del equipo), su hermano Agustín, Luciano Planells, que pasó a ser pieza clave con 15 años tras la incorporación de Zubiaurre a la Selección. También apareció en escena Hakeem Da Silva, el nombre gol en aquel recordado encuentro ante Unión Atlética tras dos alargues. De apoco el club de Palermo va tomando identidad, algo que intentan hacer algunas instituciones, pero son las mínimas. Esté año tendrá la posibilidad de festejar los 100 años de vida en Primera División y seguramente se integre con varios oriundos del Club, algo que ya es costumbre. 

En la nota con “La Nueva” de Bahía Blanca, Martín Frydman también comparó las formas de entrenamientos: “Acá tienen el sistema de entrenamientos que se está implementando de poco en Uruguay, que es el de un turno solo, simple y largo. Allá, los equipos de liga están acostumbrados a trabajar en dos turnos, de menos tiempo cada uno. Pero cada vez más hay que ir por ese lado, hacer un turno largo. Libera muchísimo la cabeza del jugador y lo predispone de otra manera”

Su aventura con el equipo de Bahía Basket terminó anoche en Junín, tras presenciar la victoria del equipo de Luciano Parodi (15 puntos) y Gonzalo Iglesias (3 puntos) sobre Argentino por 78-73.

Fuente: NOTA DE LA NUEVA

Deja tu comentario...