En el primer partido del mundial, Serbia, derrotó categóricamente a Angola por 105-59.

El partido comenzó con ambos equipos muy finos desde los 6.75, Serbia que arrancaba con una alineación alternativa no lograba sacar las ventajas que, a priori, había entre los dos equipos, pero con el ingreso de Nikola Jokic comenzó a mejorar y finalizó el primer cuarto 29-20.

El segundo cuarto mantuvo la misma tónica que el final del primero, Serbia que ya tenía a sus titulares en canchas comenzaba a sentirse cada vez más cómodo en el juego, y guiados por los 16 puntos de Bogdanovic, se iban al descanso largo 50-32.

Ya en el tercer cuarto Serbia cerró definitivamente el juego, con Nikola Jokic siendo muy importante en la gestación del juego, la selección balcanica lograba abrir 30 puntos faltando 5:30 para el final del tercero. A partir de ahí ambos equipos rotaron el plantel, pero la selección europea logró mantener las ventajas y se fue al último intervalo 78-47 arriba.

El último cuarto ya fue un mero trámite, ambos equipos seguían rotando sus planteles pero Serbia se hacía fuerte en el poste y abría cada vez más ventaja, el resultado final sería de 105-59, con ventaja de 46 puntos para los serbios que arrancaron el torneo de manera ideal.

Serbia picó en punta en el Grupo D y ahora deberá enfrentar a Filipinas el próximo Lunes en busca de una nueva victoria que asegure su boleto a la segunda ronda del torneo.

La gran figura del partido fue el serbio Bogdan Bogdanovic que anotó 24 puntos, 2 rebotes y 3 asistencias, mientras que en el perdedor se destacó el experimentado Carlos Morais, siendo el goleador de su equipo con 15 puntos, 2 rebotes y una asistencia.

Deja tu comentario...