Bahía de la mano de Redivo le gana a San Lorenzo

Bahía de la mano de Redivo le gana a San Lorenzo
Foto: Fiba.com

Bahía gracias a la gran actuación de Lucio Redivo le ganó a San Lorenzo y mañana se jugará el boleto al Final 4. El escolta hizo un partidazo con 37 puntos, incluyendo 28 en la segunda mitad. Los de Ginóbili se lucieron y sueñan con el Final Four. El score final fue 89-69.

Bahía Basket hizo uno de los partidos más redondos de su temporada y le puso picante al segundo cuadrangular de la Liga de las Américas. Goleó a San Lorenzo por 89-69 y quedó bien posicionado de cara a la clasificación al Final Four (ganándole a Hebraica está adentro). Por su parte, San Lorenzo se complicó y tendrá que empezar a hacer cuentas, sobre todo si Ponce se impone en el segundo turno.

La primera mitad de los bahienses no estuvo demasiado alejado de lo que seguramente es el ideal buscado por Sebastián Ginóbili. Hicieron todo bien: colocaron muchísima presión defensiva, casi no recibieron puntos fáciles, generaron muchas pérdidas, corrieron la cancha, anotaron con alta eficacia de tres y encontraron varias vías de gol muy regulares.

El partido había arrancado parejo, con un interesante duelo entre los bases, Corvalán y Aguirre. Pero una vez que el santiagueño bajó su producción, lo hizo todo el equipo de Lamas. Y Bahía no perdonó. Corvalán siguió castigando de tres (3-3 en el primer cuarto) y a este se le sumó un muy buen tramo de Vaulet, para cerrar el período 20-13 arriba.

Lejos de bajar el pie del acelerador, los bahienses potenciaro su rendimiento en el segundo parcial. Al goleo de Corvalán y Vaulet se le sumaron Redivo y Johnson, además de mantener un enorme trabajo en el campo propio. En San Lorenzo no había ideas y apenas Díaz parecía encontrar algunas respuestas contra la defensa real. La máxima no paró de crecer y terminó con los del Sepo arriba por 44-26 de cara al entretiempo.

Así como la primera mitad mostró un trabajo colectivo soñado para Bahía, la segunda iba a tener una figura principal que se llevó todas las luces: Lucio Redivo. El escolta anotó 17 puntos en el los primeros cinco minutos del tercer cuarto y de su mano, la diferencia creció por encima de los 20 tantos. Para cerrar un período perfecto, Redivo convirtió sobre la chicharra desde su propia línea de tres y estampó un 68-47 contundente entrando a los 10 minutos finales.

Tras el terremoto, San Lorenzo dio algunas señales de vida y llegó a ponerse a 12 en el inicio del cuarto parcial. Sin embargo, con 5 puntos seguidos de Fjellerup y nuevas conversiones de Redivo (acabó el juego con 37 puntos, incluyendo 29 en la segunda mitad), Bahía acabó sentenciando la historia y decretando el 89-69 final. Los de Ginóbili tuvieron una tarde perfecta por donde se la mire y dieron una nueva muestra de personalidad y jerarquía.

Fuente: Basquet Plus