Biguá y un último cuarto perfecto

Biguá y un último cuarto perfecto
Foto: Paulo Petkoff.

Biguá derrotó de visitante a Aguada por 102 a 89 y de está manera se recuperó de la caída sufrida ante Larre Borges en la pasada jornada. Los dirigidos por Kogan tuvieron un gran rendimiento en lo colectivo, con seis jugadores anotando por encima de los 10 puntos. 

En Aguada se jugaba un partido de altísimo nivel, con el aguatero volviendo a la actividad local tras su paso por Liga de las Américas, mientras que Biguá necesitaba recuperase de su última caída ante Larre Borges en condición de local. 

El juego comenzó goleado, con un primer cuarto dónde los ataques superaban a las defensas. Sin embargo, Biguá rápidamente abriría +7 de renta con gran dominio en la pintura de la mano del “Tito” Borselino y Ricardo Gleen, también generaban en el perimetro con buenos aportes de Chaney y “Juanchi” Cambón. Fernando Cabrera pidió minuto rápido y a partir de ahí Aguada mejoró y con un triple de Diego García pasaría a ganar 21-20. Pero Biguá se recuperó y se terminó llevando el cuarto 28-26 con un enorme tiro de Juan Cambón a falta de 2 segundos para el final. 

Los primeros minutos del segundo cuarto fueron favorables al “Pato” que volvía a tomar ventajas en el partido con aportes de Osimani y Gleen, ganaba 39-31. A partir de ahí el aguatero fue una aplanadora en la cancha, defendiendo duro y aprovechando el gran nivel de Jeremis Smith, que nuevamente fue figura, cómo contra Soles de Mexicali el pasado sábado por Liga de las Américas. Los del “hechicero” Cabrera lograron pasar al frente e irse más tranquilos al descanso largo, ganando 48-44.

Tras los 15 minutos de descanso, el aguatero se mantenía a arriba en el marcador gracias al gran juego que tenían Jeremis Smith y Demián Álvarez, ambos definían los ataques del rojiverde. En Biguá era todo más repartido, como figura central se encontraba Ricardo Gleen, que seguía aportando para los de Kogan. También se sumaban Rodrigo Brause y Diego Álvarez. Los equipos llegaban al último cuarto de gran forma en ofensiva, pero con altibajos en defensa. Aguada ganaba 72-70.

Llegó el último cuarto y todo pintaba para ser de alto voltaje, sin embargo, ambos equipos decidieron dar diferentes demostraciones. Aguada se olvidó por completo de lo que había hecho en los anteriores dos cuartos, mucho fue por merito de Biguá. Lo del “Pato” fue para encuadrar. Los de Villa Biarritz defendieron duro y con una ráfaga de triples dieron vuelta el marcador y siguieron de largo hacía el triunfo. Aguada se quedo, sintió mucho la baja de Gustavo Barrera en la conducción del equipo. Jeremis Smith y Demián Álvarez no pudieron bancar más a un equipo limitado en ofensiva y que para colmo tenía que soportar una efectividad enorme en triples de Biguá en este último cuarto. 

Los de Villa Biarritz tuvieron un enorme último cuarto, dónde aparecieron Rodrigo Brause en todo su esplendor, Ricardo Gleen y también Joaquín Osimani. El parcial del cuarto periodo fue de 34-13 y el partido terminó 102 a 89 en favor del Club Biguá. 

Con está derrota, Aguada suma su tercer caída consecutiva en Liga Uruguaya. Mientras tanto, Biguá se recuperó de la derrota sufrida ante Larre Borges en la pasada jornada. 

Los dirigidos por Eduardo Kogan tuvieron a Ricardo Gleen cómo figura, anotando 25 puntos y tomando 10 rebotes. Pero para hablar sobre el rendimiento del equipo, solo resta resaltar que 6 jugadores superaron los 10 puntos y entre ellos Richard Chaney anotó 14 puntos y bajó la misma cantidad de rebotes. 

Aguada tuvo a Jeremis Smith en un altísimo nivel, anotó 35 puntos y tomó 17 rebotes, registrando una cifra de 43 unidades. Demián Álvarez fue su socio en ofensiva, anotando 20 unidades.