Con un fenomenal encuentro defensivo del local, el propio Boston logró aplastar a Cleveland en la lucha por el liderato del Este.

Los Celtics confirmaron que ahora mismo son el equipo más fuerte del Este y un claro candidato a todo en la 2017-18. Anoche, en el TD Garden, sacaron de la pista por momentos a los Cavaliers (102-88). Cuarta victoria seguida para Boston, líder de conferencia con 31-10 y segundo mejor balance de toda la liga, sólo por detrás de los Warriors. Para Cleveland, quinta derrota en siete partidos. Son terceros del Este con 25-13.

El partido prometía fuertes emociones, pero no las tuvo, resultando francamente decepcionante, con muchos jugadores estelares ofreciendo niveles inesperados a la baja. Sin embargo, sirvió para demostrar dos cosas: Boston tiene una solidez a prueba de bomba y Cleveland no encuentra el camino.

Partido de reencuentros en el TD Garden en el segundo duelo entre Kyrie Irving y LeBron James. Ninguno de los dos brilló. Irving no estuvo bien ante su exequipo, como no lo estuvo Jae Crowder ante su antigua afición, una afición ante la que no jugó Isaiah Thomas, el gran ausente en la pista, aunque recibió una atronadora ovación de la grada. No podía ser de otra forma.

Boston ganó el encuentro porque sacó a relucir en el partido un extraordinario arsenal defensivo que dejó a Cavaliers en su peor anotación de la temporada (88 puntos) tras un paupérrimo 34,8% de acierto en el tiro de campo.

Los Cavaliers estaban dentro de un back to back, después de haber vencido 24 horas antes a los Blazers. Tras ello, viaje desde Cleveland a Boston, que no jugaba desde el 31 de diciembre. Los Celtics estaban más frescos, con ese respiro que les empieza a dar un calendario que les ha hecho jugar ya a día 3 de enero la mitad de los encuentros de la temporada regular.

El invitado sorpresa a la fiesta fue Terry Rozier, que terminó siendo el mejor del partido al anotar 20 puntos en 20 minutos partiendo de la suplencia. Nadie anotó más puntos en el encuentro en ninguno de los dos bandos.

En ese marco, también brilló Marcus Smart en Boston, mientras que entre los titulares el mejor fue el novato Jayson Tatum con 15 puntos.

Irving solo sumó 11 puntos y 9 rebotes frente a los 19 con 7 rebotes y 6 asistencias de LeBron James, que estuvo mejor que su excompañero, pero perdió el enfrentamiento colectivo.

Otra mala noticia para los Cavs fue Kevin Love que tuvo que sentarse por problemas en el tobillo derecho y finalmente enfiló el camino de los vestuarios, al término del tercer período sin volver a ingresar. El dorsal 0 de Cleveland se fue del partido con un terrible 1/11 en tiros de campo.

Deja tu comentario...