Su postura pierde terreno tras una primera ventana FIBA exitosa. La Euroliga parece ceder y buscaría un nuevo calendario para que sus jugadores puedan jugar por las selecciones.

Todo parece encaminarse a lo que más queremos, jugadores que juegan en la élite europea puedan estar para las Eliminatorias. La organización europea lejos de dar una respuesta definitiva, se acercó a FIBA con un comunicado donde especifica que se reunirán con diferentes ligas nacionales para plantear un nuevo calendario, pensando en las ventanas del máximo orden del basketball.

“Representantes de ocho ligas domésticas europeas, cuyas competencias involucran a 17 países, junto a la ULEB, se reunieron con los ejecutivos de la Euroliga este miércoles en Barcelona, y discutieron entre otros temas, una nuevo propuesta de Euroliga que será ofrecida a FIBA a fines de este mes”.

“Los objetivos detrás del calendario global de la propuesta pasan por permitir a los clubes profesionales y a las federaciones promocionar el básquet de manera coordinada, asegurándose la disponibilidad de todos los jugadores para sus seleccionados. Esto fue acordado por representantes de las ligas domésticas de Francia, Alemania, Italia, Lituania, Polonia, España, la ABA y la VTB”.

“Los puntos básicos de la propuesta llaman a los equipos nacionales a jugar partidos de clasificación, como así también los torneos, con sus mejores jugadores durante un período de seis semanas por temporada, incluyendo dos semanas de preparación. La propuesta incluye 38 semanas de competencia de clubes, garantizando así cinco semanas completas de descanso de cualquier actividad”.

Recordemos que Uruguay solo cuenta con Jayson Granger en la Euroliga (Baskonia), jugador que terminó la AmeriCup con la máxima valorización.

Deja tu comentario...