Ante el cambio de entrenador, lo que no cambió fue la poca participación de los más jóvenes en Defensor Sporting. 

 

No viene siendo una buena temporada la de Defensor Sporting. Tras finalizar las primeras dos rondas de la Liga Uruguaya de Basketball, el fusionado terminó en la séptima colocación con un record de 13 victorias y 11 derrotas. Acentuándose los malos rendimientos en la segunda rueda del certamen. Hace algunos partidos viene dirigiendo Alvaro Tito, luego de la salida de Álvaro Ponce. Aunque tras el cambio de entrenador, a pesar de conseguir algún triunfo valioso, como por ejemplo el que consiguieron ayer frente a Goes en Plaza de las Misiones, hay cosas que siguen sin modificarse.

El equipo de Punta Carretas tenía, a priori el plantel más extenso de la LUB. Pero la rotación del equipo, tanto con Álvaro Ponce como, ahora con Tito sigue siendo de pocos jugadores, y la participación de los sub 23 es mínima. Algo llamativo para ser uno de los equipos que mejor trabajan en formativas, bajo las ordenes de los entrenadores Santiago Canto y Rodrigo Marín.

Partido a partido queda demostrado el poco espacio que tienen los jóvenes en el plantel fusionado. Agustín Da Costa es el sub 23 con más minutos, sobre todo en la segunda rueda del torneo. El alero formado en Bohemios juega 8.5 minutos por encuentro, promediando 3.3 puntos y 1.5 rebotes. Mientras que Sebastián Ottonello y Nicolás Pereyra prácticamente no juegan. El base promedia 7 minutos por juego, aunque esa estadística es bastante mentirosa. El fraybentino sumó bastantes minutos al principio de la temporada ante la baja de Diego García, llevando la base de buena manera, demostrando que está para sumar buenos minutos. Luego de esos primeros juegos, que Pereyra ingrese es raro. El caso del interno formado en 25 de Agosto es el más controversial. Sebastián disputó una muy buena liga la temporada pasada, fue al Metro y lo hizo de gran manera con el elenco del Zoológico, pero con el fusionado en esta LUB se encuentra prácticamente afuera de la rotación. Ottonello promedia 2.4 puntos en 6.4 minutos por juego, aunque al igual que Nicolás Preyra el ala pivot en una cantidad importante de encuentros no ingresó al rectángulo de juego. Luego aparecen Xavier Couste y Nicolás Comas, quienes únicamente jugadores tres y cuatro partidos respectivamente.

¿De qué sirve que estos jugadores se muestren de muy buena forma en El Metro y después en la Liga Uruguaya no sean considerados? . Por ejemplo, Nicolás Pereyra promedió 13.7 puntos, 4 rebotes y 5.3 asistencias por juego con la camiseta de Stockolmo, dejando una gran impresión en su primera salida al torneo de ascenso. Ottonello promedió 12.9 puntos y 8.1 rebotes por juego, siendo una baluarte imporatntísimo en el esquema de Javier Espindola en 25 de Agosto. Mientras que Xavier Couste demostró ser un gran tirador en su paso por Welcome. El escolta promedió 11.3 puntos y 2.2 rebotes por juego. Agustín Da Costa hace varios torneos metropolitanos que viene demostrando su potencial, y en su última participación con Larre Borges promedió 10 puntos, 3.7 rebotes 1.1 tapas por encuentro. ¿No deberían tener un rol más importante en el equipo? ¿será su rol elevar el nivel de los cinco por cinco en los entrenamientos?. 

Además, hay algo a agregar. El rendimiento de las fichas nacionales no viene siendo el mejor. Diego García viene teniendo una temporada muy irregular, al igual que la de Emiliano Bastón y Andres Dotti.

Esta realidad que atraviesa Defensor Sporting no es ajena en los demás equipos, salvo excepciones. Trouville parece ser el único equipo que realmente apuesta por los jóvenes. Massa, Mayora y Soto son piezas fundamentales en el equipo de Pocitos, jugando una cantidad importantes de minutos por juego, incluso cerrando en el quinteto titular en varios encuentros, y no les pesó para nada.

Deja tu comentario...