Baskonia cayó ante CSKA Moscú en Vitoria por 90-81 en un partido que tuvo como figura a Sergio Rodríguez.

POR MARCA

El Baskonia se desfondó en el cuarto final (9-20) y cayó seducido ante el embrujo de un Sergio Rodríguez que tomó la batuta del CSKA para ganar en el Buesa Arena. Se le fundieron los plomos al Baskonia durante siete minutos y medio en los que solo pudo anotar un triple de Timma y un tiro libre de Poirier.

No llegó la primera canasta local hasta que faltaban menos de dos minutos. Para entonces el Chacho ya desplegó su recital para salir de Vitoria con 25 puntos, y 25 de valoración, en su mejor tope anotador en la Euroliga.

Vitorianos y rusos despacharon un partido con aroma a cruce de cuartos de final. Los de Pedro Martínez barrieron en los primeros minutos al CSKA (18-5). Dio con la tecla Itoudis para situar en cancha a Sergio Rodríguez y empezó a carburar el equipo rojo al ritmo del canario. Redujo la diferencia a ocho puntos al terminar el primer acto (26-18) para dar rienda a un vendaval anotador visitante.

El CSKA anotó 33 puntos en un cuarto repleto de acierto del español, De Colo y Clyburn para llegar con ventaja al descanso, 48-51. El intercambio de golpes del tercer cuarto (72-70) dejó muy tocado al Baskonia para entrar al cuarto final abtaido y sin fuerzas.

JAYSON GRANGER: Fue titular, jugó 22:43 y registró 3 puntos (1/4 en 3P, 0/2 en 2P), pero también repartió 3 asistencias. 

Deja tu comentario...