El párate por el Covid-19 ha obligado a una reestructuración de calendarios en el básquetbol uruguayo. Nosotros lo analizamos y buscamos la palabra de los protagonistas al respecto. 

 

Con la vuelta de la naranja muy lejos, en Doble y Falta nos preguntamos: ¿será esta la ocasión de por fin ver los dos torneos más importantes de nuestro país simultáneamente?

Ya es prácticamente un hecho que la actividad deportiva no volverá hasta por lo menos Septiembre, mes en el que debería dar comienzo la edición 20/21 de la Liga Uruguaya, con un torneo aún por definir y otro que ni siquiera puedo comenzar (El Metro), la vuelta del basquetbol a Uruguay está plagada de incertidumbre. En Doble y Falta aprovechamos esta oportunidad para plantear la posibilidad de disputar la LUB y El Metro simultáneamente.

Los puntos favorables de concentrar los dos torneos de mayor importancia en el mismo lapso temporal son muchos más que tan sólo superar esta problemática de calendario que atravesamos debido al virus que está afectando el mundo entero. Jugar liga y metro paralelamente generaría más tiempo de juego para los jóvenes lo que, con el tiempo, también generaría una liga interna y una selección mucho más competitivas. Las caras en el básquetbol uruguayo parecen repetirse año a año, la renovación en el básquet local no aparece y las máximas figuras son jugadores que rozan los 40 años de edad. Jugar al mismo tiempo estos dos torneos obligaría a que jugadores sin participación en LUB u otros que se encontraban en la DTA tengan minutos a lo largo del año en la segunda división. La cantidad de jugadores en actividad aumentaría drásticamente, y a pesar de que probablemente al principio el nivel tienda a bajar, al largo plazo el nivel aumentaría de manera exponencial.

Pero además, últimamente El Metro a disputarse en pleno invierno sumándose a la poca infraestructura de los clubes para “combatir” la humedad generaba la suspensión de incontables partidos o que otros juegos se disputen sin las mejores condiciones perjudicando a todos los involucrados y generando muchísimos desbarajustes en el calendario.

Este cambio de calendario se viene pidiendo por parte una gran parte del circulo basquetbolero de nuestro país. Pero a pesar de lo que podamos opinar nosotros, los verdaderos protagonistas son los que deben hablar sobre este tema, que repercute directamente en ellos de una manera u otra. Por esta razón, decidimos pasarle el micrófono a los que la viven desde adentro:

MARTÍN MAYORA | (Jugador de Atenas) (Integrante de la comisión fiscal de la BUA)

¿Cómo ves la vuelta?

“Con incertidumbre, ya que no depende de nosotros. Sabemos que es todo muy difícil, más allá de la enfermedad que de por si ya es más que complicada no tenemos las herramientas para enfrentarla de la mejor manera.  Esperemos que se vuelva de manera responsable”.

¿Cómo está afectando esta pandemia a los jugadores?

“Y… es muy difícil, como cualquier trabajador que perdió su trabajo. Muchos se dedican 100% a este deporte, y más allá de la competición el tema económico es más que importante, ya que es su sustento para vivir. La incertidumbre de no saber lo hace más complicado a su vez. Todos quieren volver pero cuando corresponda, por la salud de todos y de nuestras familias “.

¿Como ven la posibilidad de jugar liga y metro simultáneamente?

“Es la idea, incluso ya se hablaba de este formato antes de la pandemia. Creemos que es una buena forma en el desarrollo de jugadores jóvenes para el futuro. Todos creemos a mi parecer, tanto jugadores como entrenadores y hasta espectadores del deporte te diría, que necesitamos una liga más competitiva a nivel local, y que eso se traslade a la competición internacional. Con torneos simultáneos y más desarrollo de jugadores jóvenes es un paso hacia ese objetivo”.

 

DIEGO PALACIOS | (Entrenador de Cordón) (Integrante de ANEBU)

¿Cómo ves la vuelta al básquetbol?

“Veo bastante complicado un retorno rápido al básquet. Esto del COVID-19 es algo que no conocemos como puede avanzar. Puede aumentar la cantidad de casos por el invierno, o si termina aplanándose la curva. Las señales del gobierno con respecto a la vuelta a la práctica del deporte colectivo indican que estaría faltando bastante, y los protocolos que han circulado hablan de imposibilidad de contactos y aproximaciones en cuanto se vuelva, todo eso hace pensar que la vuelta al deporte será dentro de bastante tiempo. Hoy día la preocupación principal debe ser poner cada uno el granito de arena para aplanar la curva y en la medida de lo posible intenta colaborar también con el que lo necesita”.

¿Cómo esta afectando a los entrenadores este párate?

“Y… la verdad que afecta de forma muy grande, como a muchas otras personas. En nuestra profesión, si los clubes no están abiertos no se entrena, si no se entrena no se cobra, o se va a seguro de paro, o se cobra una parte pequeña del salario. Lógicamente lo mismo que sucede con otros estamentos del básquet como jugadores y árbitros lo sufrimos nosotros, así como también lo sufren otros colectivos en la sociedad. Los más perjudicados creo yo, son los entrenadores que desempeñan su labor en formativas de instituciones que están sufriendo gran desequilibrio económico (seguramente la mayoría están en esa situación). Los colegas deben estar sufriendo una gran dificultad para percibir sus salarios, espero todo pueda solucionarse. Cómo directivo de ANEBU, puedo comentar que estamos atentos a las preocupaciones que los colegas puedan hacernos llegar, tanto entrenadores de planteles superiores como de formativas”.

¿Qué opinas de jugar liga y metro paralelamente?

“Cómo directivo de ANEBU estamos preocupados y ocupados en aprovechar el párate para tratar de construir pensando en el futuro. Creemos que nuestro formato de competencia debe mejorar notoriamente para comenzar. Por eso trabajamos en equipo varios estamentos (ANEBU, BUA y UJOBB). En particular ANEBU ha dialogado con todos los entrenadores de primera división de las diferentes categorías de nuestro básquet, así como también con entrenadores de notoria trayectoria y los que se encuentran en este momento trabajando en el exterior. El objetivo de este trabajo es presentar a las autoridades de la FUBB y dirigentes de nuestro básquet un ideal de formato de competencias. Esperemos llegar a buen puerto prontamente y que nuestra colaboración sea útil para mejorar nuestro básquet”.

Obviamente que en estos tiempos complicados, la prioridad no es la vuelta del basquetbol, pero aprovechando esta “nueva normalidad”, sería una linda ocasión para que en el básquetbol “uruguayo” prime la cordura y el bien general más allá de el bien de algunos pocos.

Deja tu comentario...