ConociendoA: Killian Hayes

ConociendoA: Killian Hayes

Inauguramos esta sección de #ConociendoA  donde hablaremos de los proyectos más interesantes que el lindo mundo del basquetbol tiene para ofrecernos. Tenemos el honor de presentar un probable pick de lotería en el NBA Draft que se viene, el francés Killian Hayes.

 

Por: Max Pérez.

Killian Hayes parece ser el próximo proyecto del basquetbol francés, que viene en ascenso al terminar el pasado mundial de FIBA con el tercer puesto. El joven de 19 años recién cumplidos, nació en el estado de Florida en los Estados Unidos, ya que su padre DeRon se encontraba en la nación estadounidense al momento de su nacimiento, previo a retornar a Francia para seguir con su carrera basquetbolistica.  A pesar de su doble nacionalidad, Hayes optó por representar a la nación del viejo continente al disputar el campeonato europeo sub 16 en el año 2017, dándole el campeonato a Francia y recibiendo honores de MVP en dicho torneo, algo que jugadores como Ricky Rubio, Jonas Valanciunas y Dario Saric, entre otros, han recibido también. Francia busca incorporar una nueva camada de jugadores a su selección como Sekou Doumbouya (jugador de los Detroit Pistons), Yves Pons (compañero de Santiago Vescovi en Tennessee) y el propio Hayes con la camada actual de Rudy Gobert, Frank Ntikilina, Evan Fournier y más, para aspirar a ser campeones del mundo en la próxima edición.

Como mencionamos, su padre DeRon Hayes jugó profesionalmente al básquet en Francia y aconsejó que su hijo se mantenga en dicho país y aspirar por la profesionalidad temprana, a pesar de sus deseos de jugar en el basquetbol universitario en el país norteamericano.  Ha sido un éxito para Killian ya que a los 16 años debutó para el Espoirs Cholet, equipo sub 21 del Cholet Basket, en el año 2016 donde la rompió promediando 16.7 puntos, 7.2 asistencias, 4.2 rebotes y 2.7 robos en 30 minutos por partido. Números impresionantes ya de por sí y más aún si tomamos en cuenta el hecho de que dio cinco años de ventaja. Con su temporada espectacular, fue subido al equipo de primera de Cholet, donde había jugado su padre. Se mantuvo en el equipo por dos años entre el 2017 y 2019, donde Killian logró tener más protagonismo en su segundo año al pasar de jugar 9 minutos por encuentro a 19 minutos. No fue en vano este ascenso ya que las estadísticas para el francés subieron también, de 2.2 puntos a 7.2 puntos, 1.2 asistencias a 3 asistencias y acumuló un robo por noche en su segundo año.

A pesar de haber jugado bien en Francia, su pasaje al básquet alemán lo ayudo ponerlo en el radar. Killian pasó a la Bundesliga en la temporada 2019-20 donde defendió los colores del club Ratiopharm Ulm, consolidándose como titular para el club alemán. Primera experiencia en una competencia de nivel mundial como es la Euroliga y el joven Hayes no decepcionó, siendo titular en 10 encuentros, promediando números más que aceptables con 12.8 puntos, 6.2 asistencias y 1.5 robos por noche en 25 minutos de juego.

Hablemos un poco del juego del juvenil europeo. Hayes, con sus 19 años ya tiene un físico adecuado para la posición de base en la NBA, midiendo 1.95 metros y pesando 95 kilos. El zurdo es un jugador que lo hace todo en la ofensiva ya que puede crear su propio tiro con facilidad, asimilándose a un joven James Harden y asistir a sus compañeros de manera espectacular. Killian posee un buen tiro en movimiento, cosa que se traduce muy bien en la mejor liga del mundo y muy eficiente desde la línea fácil. Un jugador que busca el contacto y utiliza su físico como una ventaja en ambos lados de la cancha.

A pesar de sus virtudes, como todo jugador, Hayes tiene defectos. Es un jugador muy zurdo que por lo general no inicia movimientos con su mano antinatural, cosa que le ve a generar problemas en la NBA ya que lo van a forzar a usar su mano derecha. Hayes necesita establecerse como un tirador desde el triple ya que es probable que en sus primeros años no sea un iniciador de la ofensiva para la franquicia que le toque jugar. Para no ser una carga para su equipo, Hayes debe mejorar sus ganas para defender ya que no siempre tiene la disposición de defender, intangible que va a tener que adquirir en el próximo nivel.

Con el auge de jugadores europeos que han desequilibrado en la liga estadounidense como Luka Doncic o Kristaps Porzingis, de alguna manera le da una ventaja al generación 2001 ya que las franquicias están mirando cada vez para ese lado del mundo. Sin embargo, al no haber jugado en el basquetbol universitario no tuvo tanta exposición como otros jugadores que van a decir presente en el draft. No hay duda de que Hayes va a ser un nombre solicitado el próximo 16 de Octubre. Dejamos material para que disfruten un poco del base francés.