Tras una mini racha negativa de dos partidos sin victorias, Cleveland logró el triunfo a domicilio ante Dallas de la mano de LeBron James.

En Cleveland la situación comenzaba a ser delicada, una actualidad poco habitual para la franquicia de Ohio, sin encontrar su mejor versión. Varias lesiones de jugadores importantes en su plantilla como Rose, Thompson y Thomas, además de un pobre rendimiento colectivo. Llegaban a Dallas en busca de recuperarse y lograr una victoria necesitada.

En Dallas el panorama es poco alentador. Recibían al poderoso Cleveland sin dar su mejor versión en la temporada, en el último puesto de la Conferencia Oeste, habiendo ganado solamente dos partidos y cayendo en otros diez, con un récord negativo difícil de levantar.

Fue el tercer cuarto de Cleveland el que pudo romper el molde del partido, parejo en el primer tiempo, aunque se desniveló en el tercer período con un parcial 34-22, y luego fue bien cerrado por el equipo visitante a manos de su estrella, LeBron James, para terminar imponiéndose 111-104.

La figura en Cleveland Cavaliers fue Kevin Love con 29 puntos y 15 rebotes, acompañado del decisivo James con 19 puntos y 11 rebotes. Además JR Smith aportó 17 puntos y Crowder 15.

En Dallas Mavericks lo mejor pasó por las manos de Harrison Barnes, el ex Warriors aportó 23 puntos y 12 rebotes. Acompañado por los 21 puntos, 5 rebotes y 7 asistencias de Dennis Smith Jr, y los 14 puntos y 5 rebotes del inoxidable Dirk Nowitzki.

Deja tu comentario...