Golden State Warriors se consagró campeón de la NBA tras derrotar 129-120 a Cleveland, liquidando la serie en su casa 4-1.

Quinta final de NBA entre dos franquicias altamente poderosas, se veían las caras luego de cuatro partidos sin paridad alguna y teniendo en cuenta que los encuentros comenzaban a ser claramente decisivos. Los Warriors tenían en mente no dar más vida a sus rivales y obtener la victoria para alzar el trofeo de campeón ante su afición. Mientras tanto Cleveland buscaba estirar aún más la serie con otra victoria aunque fuera de su casa, difícil pero no imposible tarea.

Abriendo el partido se vio mejor plantado al equipo visitante, llegando a tomar renta importante en el amanecer del juego. Los Cavs mediante cortinas continuamente de su pívot Thompson abría el juego y conseguía encestar. En Warriors no era claro el comienzo, con tiros forzados y malas resoluciones, el primer cuarto se iba favorable a la visita por 37-33. El segundo cuarto fue para Golden State, corriendo la cancha, defendiendo con mayor intensidad y llevando un parcial alucinante del cuarto por 38-23, dejando el score 71-60. Con un cuarto para cada franquicia se cerraba un primer tiempo lleno de emociones que dejaba la incertidumbre en el aire del Oracle Arena.

El segundo tiempo empezó de manera intensa, ambas franquicas salieron nuevamente decididas a llevarse el juego al tercer cuarto, sin regalarse absolutamente nada. Los Cavaliers mejoraban tras un duro segundo período, con grandes apariciones de J.R Smith desde el tiro exterior y el siempre importante LeBron James llevaron el score más apretado aún. Golden State se iba abajo en el parcial del período 27-33, aunque aún seguía por delante 98-93 esperando un último cuarto que iba a ser frenético. La intensidad en el cuarto definitivo no faltó, aunque estuvo mayormente de un lado sólo. Fue clave el aporte en todos los partidos de la serie el aporte del mejor jugador de dichas Finales Kevin Durant, determinante para un final duro y cerrado. Frente tenía a LeBron quien batalló sacando la cara por su equipo aunque no alcanzó. El parcial se lo llevó Golden State por 31-27 dejando el score 129-120, coronándose campeones de la NBA tras cerrar la serie 4-1 ante un gran rival como lo es Cleveland Cavaliers.

La figura del partido y de la serie fue Kevin Durant aportando cifras astronómicas con 39 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias. Además Stephen Curry sumó 34 puntos, 6 rebotes y 10 asistencias. Junto a un gran aporte de Iguodala sumando 20 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias. En Cleveland Cavaliers LeBron James fue lo más destacado sumando 41 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias. Acompañado por Irving con 26 puntos, 2 rebotes y 6 asistencias.

La serie queda liquidada 4-1 a favor de Golden State Warriors, siendo superiores a lo largo de los Playoffs cayendo en un sólo partido en dicha post temporada. Sumando su quinto título en la historia de la NBA, teniendo bastante aún por escribir con una gran generación de jugadores que será muy difícil derrotar.

Deja tu comentario...