Cleveland pasaba por un duro presente en la temporada, aunque anoche logró un valioso triunfo de la mano de su estrella LeBron James.

LeBron James volvió a demostrar las razones por las que es uno de los mejores jugadores de siempre y el mejor nombre que ha vestido la camiseta de Cleveland. En plena crisis de resultados, con unos Cavaliers ahogados en derrotas tan duras como la de los Rockets o la de los Magic, esta solamente 24 horas antes, James se echó toda la franquicia a la espalda para liderar un triunfo épico sobre los Timberwolves, en la prórroga (140-138).

En el tiempo reglamentario, James respondió un triple del infalible Karl-Anthony Towns con un ¡6 triples de 6 intentos en el partido! para empatar a 129 con 45 segundos por jugar. Ese fue el marcador que llevó a los equipos a la prórroga, ya que LeBron no acertó sobre la bocina del último cuarto en lo que fue un ensayo para el final real del choque, que sucedería minutos después.

Ya en el tiempo extra, LeBron completaba su triple-doble y en los últimos segundos hacía enloquecer al Quicken Loans Arena. James fue quien puso el 138-138 a 24 segundos del final, James fue el que taponó el intento de victoria de Jimmy Butler en los últimos segundos del partido y James fue el jugador que anotó una canasta imposible para dar la victoria a su equipo por 140-138.

LeBron firmó un triple-doble grandioso: 37 puntos, 10 rebotes y 15 asistencias. Estuvo casi infalible en el tiro, terminando con una serie de 16 de 22 en campo que incluyó un 5 de 7 desde el triple. Y decidió el partido con una carga física y mental más allá de la que pueda soportar cualquier jugador al uso. Además en Cleveland, J.R. Smith sumó 20 puntos con 6 triples, Tristan Thompson ayudó con 17 puntos y Korver 4 triples y 14 puntos.

“Por la forma en la que estábamos jugando últimamente, necesitábamos esto de él. Que fuera especial, y ha sido muy especial esta noche”, aseguraba Lue a los medios sobre LeBron James. El entrenador gana un poco de respiro para un equipo que ha saldado el último mes de competición con un balance de 5-9.

En Minnesota fue destacada las actuaciones de Jimmy Butler (35 puntos con 14 de 21 en el lanzamiento) y Karl-Anthony Towns (30 tantos y 10 rebotes con 10 de 12 en el tiro y 6 de 6 desde el triple). Además, 19 puntos de Andrew Wiggins, y 14 puntos más 15 asistencias de Jeff Teague con una sola pérdida de balón.

Deja tu comentario...