Golden State venció anoche a Milwaukee y acumula 11 victorias de visitante, un récord espectacular que muestra la regularidad del campeón fuera de casa.

Los Warriors están atravesando un gran momento. Anoche, consiguieron una victoria importante frente a los Bucks, que les permite continuar con su racha de partidos ganados de manera consecutiva fuera de casa. Ya acumulan 11 y se acercan al récord actual de la franquicia: 14 triunfos seguidos como visitantes en la temporada 2015-2016.

Otro triunfo sin Stephen Curry, a lo que se añadió esta vez la gris actuación de Klay Thompson. Kevin Durant y Draymond Green lo lideraron con mano firme, con Durant imponiéndose en un duelo de altura a Giannis Antetokounmpo.

Nick Young cerró el primer cuarto con un triplazo sobre la bocina y Golden State terminó yéndose luego de los primeros 24 minutos, con un cómodo marcador favorable 49-63.

Pero llegó la reanudación y el tercer cuarto ofreció una cosa bien distinta, ¡parcial de 33-17 para los locales para irse del cuarto ganando 82-80! Los Warriors parecían batibles. Al menos, había partido.

Los Warriors tienen una marcha más que sus rivales y de nuevo la metieron en el momento más delicado del partido, ¡y tras encajar un 33-17 en el tercer cuarto endosaron al rival un score de 12-28 en el último!

Milwaukee quedó petrificado: 12 puntos en los últimos 12 minutos con 5 de 20 en el tiro de campo. Defensa en estado puro para arrinconar al rival.

Durant fue el mejor anotando 26 puntos con un 60% en el tiro. Draymond Green convirtió 21 tantos, 10 rebotes y 7 asistencias sin perder un sólo balón y funcionaron bien suplentes como David West, Nick Young y Kevon Looney, los dos últimos en la primera parte.

En Milwaukee, 23 puntos de Antetokounmpo, 21 y 4 robos de Bledsoe y 17 de Malcolm Brogdon, además de la gran intensidad de Tony Snell. Mal partido de Khris Middleton, que falló 10 de sus 12 lanzamientos.

Deja tu comentario...