Foto: FIBA.

Ruben Magnano habló en conferencia de prensa tras la dura derrota de Uruguay ante Puerto Rico.

El entrenador argentino comenzó la conferencia contando sus sentimientos, “Uruguay vendió cara la derrota, luchó en todo momento el partido. Puerto Rico tuvo en manos de jugadores tiros de jerarquía que terminaron volcando la balanza a su favor.” También agregó, “Dejar en 65 puntos a este equipo, quiere decir que hicimos un enorme trabajo defensivo”. 

Ruben habló de los malos números en tiros que tuvo el seleccionado celeste, “Nuestros porcentajes de campo fueron muy bajos para un juego como este y eso refleja en gran parte esta derrota”. Siguió comentando, “Bajamos considerablemente nuestra efectividad de campo, teníamos para hacer 80 puntos y terminamos en 61. Hemos tirado en diversos ataques dos o tres veces y eso en este nivel se paga muy caro”.

El entrenador campeón olímpico con Argentina en 2004, respondió lo siguiente cuando le preguntaron sobre Parodi (cargado en faltas) y Batista, ausente en el final, “Todos los jugadores son importantes, pero hay jugadores con una mayor jerarquía y uno de ellos es Luciano Parodi. Imaginense que a Parodi y Fitipaldo lo sustituyó un chiquito de apenas 18 años (Joaquín Rodríguez), siendo una apuesta a futuro y no colocando con 20 puntos arriba, para que así también maduren en este tipo de cosas”. Respecto al goleador celeste, Ruben respondió lo siguiente sobre su ausencia en la parte final del partido, “Tuvo una pequeña molestia y nosotros levantamos el juego presionando todo el campo, con la gente grande doblando, era evidente que Esteban no lo podía realizar”. 

Sorprendió la cantidad de minutos que tuvo Joaquín Rodríguez, jugador que increíblemente en Liga Uruguaya no tiene minutos, “Pasa por la confianza y si yo la tengo hacía ese jugador, es porque lo veo todo los días entrenar, que es lo que hace y cuál es su proyección. Es una apuesta. Infelizmente hoy estuvo desacertado en el tiro externo, el cual él maneja muy bien. Va a ser un interesante jugador de la Selección de Uruguay”. Siguió agregando, “Merecía un lugar en un momento importante, y es verdad que se lleva la amargura de la derrota, pero vivió algo que nadie puede comprar en algún kiosko, una gran cuota de experiencia”. 

Magnano ya no es más el entrenador de la Selección Uruguaya, su contrato terminó automáticamente con la derrota en suelo caribeño, “Me acabo de quedar sin trabajo, dado que mi contrato vencía ahora, pero en este poco tiempo que viví con Uruguay, puedo decir que la FUBB tiene una sana intención de potenciar el básquetbol”. También comentó, “Es un país pequeño, donde el fútbol es el Universo, sin embargo este deporte está ahí, luchando su lugar”. 

Su estadía en la Selección fue poca, dado que llegó cuando quedaban solamente dos ventanas, ganando apenas un juego de los cuatro que disputó, “Estoy agradecido plenamente con la Federación Uruguaya de Basketball y especialmente con la verdadera materia prima que tiene este juego, los jugadores. Ellos dejaron todo y la actitud que mostraron dejó en claro a qué vinimos acá”. 

Deja tu comentario...