El equipo donde milita el uruguayo Joaquín Osimani, fue suspendido por 200 días y por lo tanto quedó eliminado de los Play Offs 2017-2018 en busca del ascenso a la máxima categoría del básquet argentino.

El tribunal de disciplina actuó de manera contundente y confirmó la desafiliación del conjunto Gasolero. La causa se debe a las reiteradas sanciones y expulsiones a uno de sus dirigentes, Hernan Lewin, el cual fue expulsado más de una vez por insultos hacia los arbitro, una persona violenta con varios antecedentes en la Liga Argentina. Como si ésto fuera poco, todas las sanciones que se le propiciaron a Lewin fueron incumplidas por el mismo.

En principio comenzó con una expulsión a Lewin y éste no quiso abandonar el rectángulo de juego. En otro encuentro también fue expulsado por insultos a los árbitros lo cual le provocó la expulsión temporanea de 30 dias. Nuevamente volvió a incumplir la sanción, volviendo a asistir a los encuentros de Temperley. Increíblemente aún suspendido, Lewin asiste al estadio y una vez finalizado el partido de su equipo intenta agredir a los jueces y al director técnico contrario.

Debido a esta serie de repeticiones, y entendiendo que el club bonaerense no hacía nada al respecto con su dirigente, el tribunal de disciplina tomó la decisión (sin siquiera leer la defensa de Temperley y Hernan Lewin) de suspensión por 2 años de Lewin, y la desafiliación por 200 días del club. En las próximas hora habrá que ver que camino continúa Joaquín Osimani, quien solamente pudo disputar tres encuentros en la Liga Argentina. 

Deja tu comentario...