Foto: CBS Sports

Lamar Odom se retiró de la NBA pero sigue en actividad y generando polémicas. Esta vez con una anécdota previa a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

La ex estrella de los Lakers que tuvo unos cuantos problemas fuera de las canchas, en su biografía “De la oscuridad a la luz” admite ser un adicto al sexo, “obsesionado con el sexo desde que tengo memoria” y que ha estado con más de 2000 mujeres pero la historia que más sorprende esta vez es ante un control de dopping previo a la cita olímpica.

Admite haber fumado marihuana cada día de ese verano, por lo que cuando los controles llegaron tenían que idear un plan para sortearlos, fue así que buscaron, como dice Lamar, “Un pene negro, robusto y gigante”, que estaba rellenado con orín de su agente. Cuenta que “Me bajé el cierre y con cuidado lo saqué, tenía que apretar repetidamente la punta para que salga y así llenar el frasco“.

Una avivada de Odom para poder jugar las Olimpíadas que ganaría Argentina, mientras que el equipo norteamericano quedó tercero, tras caer con Argentina en la semi y luego ganarle a Lituania.

Deja tu comentario...