Más allá del campeonato universitario logrado por Villanova, quien se robó todas las miradas fue Donte DiVicenzo.

Donte DiVicenzo se llevó todas las miradas en la final de la NCAA. El escolta de 21 años no fue titular en el encuentro final, como de costumbre, pero eso no le impidió ser la pieza fundamental para la obtención del titulo universitario para Villanova.

El nacido en Nedwark, ingresó en el primer tiempo y cambió la historia del partido. Su intensa defensa y su talento natural para anotar, ya sea, desde el triple o en penetraciones, fueron claves.

DiVicenzo finalizó el partido con 31 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y 2 bloqueos en 37 minutos en cancha. A pesar de no ser titular, fue el que más minutos disputó en su equipo, ingresando a los 3 minutos de juego y no volviendo a salir. 

 

 

Deja tu comentario...