El ídolo de los Lakers obtuvo un Oscar a mejor corto de basketball, un premio que seguramente cosechará junto a los demás.

A Kobe Bryant se le resistieron pocos premios en su carrera como jugador de la NBA. Una vez retirado, la mamba negra sigue consechándolos pero ahora en otras categorías. La leyenda de Los Ángeles Lakers se ha hecho con uno de los Oscar de esta 90 edición de los premios más importantes de Hollywood.

El de Filadelfia logró el Oscar a Mejor Corto de Animación por Dear Basketball, una pequeña pieza creada junto al veterano animador Glen Keane y bajo la música de otra leyenda: John Williams. Sin grandes efectos más allá del clasicismo de Keane, Dear Basketball anima la carta que Bryant escribió tras retirarse de las canchas de basket.

Durante cuatro minutos, Kobe explica su historia de amor con el baloncesto, el deporte que le llevó a la cima. La película se basa en la carta escrita por el jugador para despedirse, la cual fue publicada el 29 de noviembre de 2015 en ‘The Players’ Tribune’.

The Black Mamba’, presume haber ganado cinco anillos de campeón de la NBA, ser dos veces el MVP de la final, participar en 18 All Star, ser MVP de la temporada en cuatro ocasiones, estar 11 veces en el mejor quinteto de la Liga, ser el mayor encestador del campeonato dos temporadas y ganar un concurso de clavadas. A todas esas distinciones y galardones la noche del domingo les sumó un Oscar, un premio que, como él mismo reconoció días antes de la premiación, jamás soñó que podría ganar.

Deja tu comentario...