Trouville se hizo fuerte de local y le ganó de forma contundente a Goes en cifras de 89-70. Con una brillante actuación de Guillermo Curbelo, de esta forma el rojo se encuentra en las posiciones de arriba.

Por: Facundo Terra.

Los primeros minutos del partido fueron de los dueños de casa, rápidamente abría una cómoda ventaja. En tan solo dos minutos de juego, el rojo se ponía arriba 10-2. Goes no tenía reacción, esto lo aprovechó Trouville. Curbelo, Bessio y Vicava aprovechaban la buena efectividad desde más allá de los 6.75, los de Pocitos abrían 15 de renta (seis fueron los triples del conjunto rojo en el primer período).
En la segunda mitad del corto, el Misionero mejoró en defensa, con aportes de Wohlwend y Castro en la ofensiva se puso a nueve (21-12). Pero sobre el cierre los locales aumentaron la brecha otra vez, para irse arriba 31-18.

En el segundo mejoró la visita. El misionero ajustó su defensa, y contrarrestó la ofensiva local de muy buena forma. También tuvo el ingreso de Sebastián Sosa que fue una pieza importante en la conducción, junto con Santiago Wohlwend. De esta manera los de Plaza Misiones acortaron la brecha a siete (35-28), además con buenas apariciones de Lorenzo Gutiérrez en el goleo.
Los dirigidos por Morales no tuvieron la soltura de los primeros diez, igual así se fueron arriba al descanso largo, 44-35.

El comienzo del tercer cuarto se dio con un bajo goleo. Los dirigidos por Reig pudieron ponerse en partido, gracias a Sosa que era insistente en la ofensiva y aprovechando minutos imprecisos de los locales adelante. La visita colocó un parcial de 8-0 corriendo muy bien la cancha, y acortó la renta a cinco (52-47). Sin embargo comenzó a gravitar nuevamente Curbelo, que fue imparable para la defensa Goense, así abrió 12 de renta. Sobre el final un triple de Wohlwend le permitió a la visita irse diez abajo, 61-51.

En los últimos diez los de la calle Chucarro tuvieron un gran arranque, con Souza y Curbelo asumiendo las riendas del ataque, de este modo sacó 17, a falta de 7:03 por jugarse. Por el otro lado, Goes tomaba malas decisiones y le costaba convertir. Trouville lo sentenció abriendo 22 (80-58). Lo cerró de gran manera el local, con una victoria importante que lo deja como único escolta de Malvín.

En Trouville se destacaron los 29 puntos de Guillermo Curbelo quien fue la figura del partido, y en Goes los 24 tantos de Santiago Wohlwend.

Deja tu comentario...