Juan Rovira dejará de ser el entrenador de Biguá, acababa contrato y el club de Villa Biarritz decidió no renovar el vínculo con el ex-jugador.

El pato no tuvo un buen año, quedó en la reclasificación y faltando un par de fechas ya no tenía opción de meterse en Playoffs. El equipo no encontró la mejor forma de juego, fue variando las rotaciones como los extranjeros pero los resultados fueron esquivos. Esta temporada terminó con récord de 12-16 en la liga.

En la Champions League no pudo concretar ninguna victoria ante dos fuertes rivales, quedando el consuelo de haber llevado a San Lorenzo a alargue como local.

Rovira había quedado al mando del plantel principal cuando Edgardo Kogan fue cesado en la temporada 2017/2018 tras varios años como asistente técnico. En la siguiente campaña el equipo llegó a Playoffs, cayendo ante Malvín en cuartos tras cinco juegos.

Deja tu comentario...