Oklahoma City Thunder dio un gran golpe en su visita al Oracle Arena enfrentando a Golden State Warriors, llevándose un gran triunfo.

La mejor manera de decir que estás bien es ganando al mejor equipo de la NBA. Russell Westbrook aseguraba el lunes, al respecto de la racha de cuatro derrotas seguidas de los Thunder, que no le preocupaba en exceso este hecho, que el equipo no tenía problemas. Y la noche de ayer en Oakland terminó por darle la razón al líder de OKC, cuando vencieron a los Warriors con solvencia (105-125).

Desde el principio se vio que Oklahoma estaba dispuesto a ganar a los Warriors corriendo. El 30-42 del primer cuarto así lo atestigua, ¡con 21 de esos 42 puntos anotados por un Russell Westbrook en estado de gracia! Todo ello a pesar de que el equipo perdió muy pronto a Carmelo Anthony, que se torció un tobillo y solo pudo jugar 6 minutos en los que no anotó.

El partido fue de los dirigidos por Billy Donovan de principio a fin. Tras ese formidable primer acto, el Thunder alcanzó el descanso con 13 de ventaja (57-70), distancia que amplió en el tercer cuarto, que acabó 77-99. El ataque visitante rendía a las mil maravillas y el esfuerzo físico de Oklahoma en defensa estaba obteniendo sus réditos, para culminar el encuentro por delante 125–115.

Los ganadores tuvieron a Paul George y Russell Westbrook en lo más alto de su juego. El alero hizo 38 puntos, 6 robos de balón y 6 triples y el base terminó con 34 tantos, 9 rebotes, 9 asistencias y un 50% en el tiro de campo. Además, doble-doble de Steven Adams y muy buenos minutos desde la segunda unidad de Jerami Grant.

Sumando 72 puntos entre ambos, repasá lo más destacado de las estrellas del Thunder, George y Westbrook:

Golden State no funcionó en ataque y aún lo hizo peor en defensa. Solo Durant se salvó de la quema con 33 puntos y buenos porcentajes de tiro. Stephen Curry acabó con 21 puntos y Draymond Green había anotado poco, pero había aportado en diversas facetas del juego, cuando fue expulsado por doble técnica en el último cuarto.

Quedan dos batallas en el Oeste entre ambos equipos pero de momento en las dos que se han celebrado han salido victoriosos los Thunder, que ya vencieron en noviembre en casa (108-91). La próxima cita será el 24 de febrero, también en California, y luego el 3 de abril, en Oklahoma. La de anoche es la primera victoria de los Thunder en Oakland en liga regular en los últimos cinco años.

Deja tu comentario...