Con tres libres convertidos por Federico Miller en los últimos segundos del juego, Danubio derrotó a 25 de Agosto por 83-82.

El inicio del encuentro mostraba paridad. En el local había un buen comienzo de Facundo Terra. Mientras que en Danubio el goleo era más repartido. Ottonello gravitaba cada vez más en el juego, y con el como figura el veinte se ponía 13-7. La franja dependía de lo que Juan Galleto genere desde sus rompimientos, y el orden no convivía con las ofensivas del equipo de Sedes. Con un triple desde, casi la mitad del campo de Davis, 25 terminaría 24-14 el primer cuarto adelante en el score.

Se jugaba el segundo chico, y los dirigidos por Espíndola seguían con buen ritmo en ataque. Sedes planteaba una defensa zonal, pero no le daba resultados. Dos triples consecutivos de Metzger, le daban ventaja de 15 en el arranque del cuarto. Con el correr de los minutos, el equipo visitante se posicionó mejor en la cancha, sobre todo en el sector defensivo. Allí, fue importante el ingreso de Miller, que anulaba al extranjero Davis. Danubio descontaba, y terminaba el primer tiempo 35-28.

El arranque del complemento se ponía precioso. La franja, con el apoyo de su gente que se hacía sentir, se ponía a un tanto en los primeros tres minutos. El desarrollo no era el mismo, los locales no jugaban con la comodidad del primer tiempo. Los dirigidos por Sedes atravesaban un gran momento defensivo, y lo utilizaban para correr la cancha. Danubio pasaba por primera vez en el juego, y el calor en las tribunas aumentaba. A pesar de que el visitante pasaba en el score, los dirigidos por Espíndola terminaban el tercero arriba por 52-51.

Comienzo auspicioso del epílogo para el equipo del zoológico, que con dos triples consecutivos, uno de Metzger y otro de Pierino Rusch, sacaba siete puntos de diferencia en los primeros dos minutos. La visita intentaba descontar, Nicoletti estaba encendido y colocaba un par de triples al hilo, pero 25 de Agosto respondía con la misma moneda. Y así, entre ambos equipos nos regalaban siete triples de manera consecutiva, para el delirio de ambas parcialidades. A falta de poco más de dos minutos para el final, los locales estaban arriba 78-75. En el final pasó de todo, pudo ser para cualquiera. Pero tras una falta recibida por Federico Miller de tres puntos y haber convertido todos los libres, el equipo de la curva pasó por un punto a falta de 3.3 segundos para el final. En la última lo tuvo Pierino Rusch con un tiró desde más allá de los 6.75 en una de las esquinas, pero el tiro tocó el aro y salió. El franjeado se terminó quedando con otro gran triunfo.

En Danubio se destacaron los 21 puntos de Matías Nicoletti, los 19 puntos y 15 rebotes de Rick Jackson y los 16 tantos y 7 rebotes de Federico Miller. Por el lado del veinte, Davis aportó 28 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, mientras que Sebastián Ottonello terminó con 20 puntos y 8 rebotes.

Deja tu comentario...