Con un notable juego colectivo y una muy eficaz zona 2-3 Miramar venció a Larre Borges y mantiene el invicto en su recinto. Con este triunfo el Monito llega con posibilidad de forzar una final por el ascenso.

El encuentro tuvo un muy mal arranque, las ofensivas de ambos equipos eran sumamente sucias y entreveradas. Pasando la mitad del cuarto Martín Rojas fue quien asumió las riendas del ataque cuadriculado para que el equipo de la Unión tomará una pequeña renta. Sin embargo Miramar reaccionó rápidamente de la mano de Wohlwend, quien aprovechó la ventaja que daba su emparejamiento con De León para darle puntos al Monito. El primer chico se fue bajo una notoria paridad y un score de 17-17.

En el segundo chico Miramar comenzó a encaminar lo que a la postre sería un gran triunfo. Con un Pulpo Wohlwend infernal desde los 6.75 el local puso un parcial de 10-2 para abrir diferencias. Al notable trabajo ofensivo del base el Monito le sumó una excelente zona 2-3 match-up la cual le sacó todas las vías de gol a Larre. Los de la Unión apenas conseguían puntos de la mano de Rojas, pero de nada servían los esfuerzos del oriundo de Biguá ya que del otro lado Zygimantas Riauka junto con Santiago Wohlwend ayudaban a su equipo a irse por 10 al descanso largo, en cifras de 37-27.

Larte Borges intentó por todos los medios achicar, pero no logró vulnerar la zona del Monito. Y para colmo Miramar seguía haciendo las cosas muy bien en ataque, ya que Viotti y Riauka encadenaban varias ofensivas consecutivas con las que los dirigidos por Yaquinta lograron tomar hasta 14 de renta. El aurinegro logró achicar un poco la renta y se fue al último descanso atrás sólo por 10,en cifras de 52-42.

El inicio del último cuarto tuvo a un Paul Harrison que busco descontar por todos los medios, pero fue imposible. Miramar de la mano de Trelles llegó a tomar 18 de máxima para ya ir cerrando le la puerta al juego. El partido no duró mucho más ya que, como ya dijimos, Larre Borges jamás pudo romper la zona del elenco de la calle Santiago Gadea lo que dio como resultado un justo triunfo de Miramar por 79-69. Este resultado sumado a la caída de Peñarol dejó solamente posibilidades para Cordón y Miramar de alzar la Copa de campeón.

Santiago Wohlwend fue el goleador del elenco ganador 26 puntos, secundado por Zygimantas Riauka con 15 unidades y 12 rebotes y por Martín Trelles quien puso 12 tantos. En Larre Borges se destacaron las 29 unidades y 13 rebotes de Martín Rojas y los 14 puntos de Paul Harrison.

Deja tu comentario...