Foto: plantel de Miramar

El día de ayer culminó la Liga Uruguaya de Ascenso ex Torneo Metropolitano de básquetbol con el tercer ascenso de Bohemios, quién acompaña a Larrañaga y Nacional a la LUB 2017/18. Vaya nuestro saludo para toda la gente de dichas instituciones.

En este caso no voy hablar de los ascendidos, sino de un equipo en particular y por eso el título “Enorme campaña”. Miramar jugaba esta LUA, luego del ascenso desde la DTA (Divisional Tercera de Ascenso) a fines del año pasado. El objetivo para este año desde un principio fue salvarse del descenso. Y vaya que lo hizo. No sólo se salvó, sino que peleó por un ascenso a la LUB.

Esteban Yaquinta, muy identificado con el club, hizo de un plantel corto, un equipo con participación de nueve o diez jugadores. Les sacó el máximo a cada uno y en cada encuentro se notó la confianza que le tenía a este plantel.     A veces beneficiado por fallos contra otros clubes, el “monito” fue subiendo en la tabla hasta encontrarse en instancias de ascenso. Le tocó bailar con la más linda y lo hizo de gran manera. Llegó a un quinto juego contra Bohemios, uno de los equipos más gloriosos de nuestro básquetbol. Por eso es un campañón. Porque se armó para una cosa y terminó definiendo con los mejores.

Ayer se vivió una fiesta. Si bien la diferencia en la cancha fue muy abultada, las hinchadas no pararon de alentar en todo el partido. Tanto la gente de Bohemios, como la de Miramar se portaron en gran forma. Siempre debería ser así, pero últimamente no lo es, por eso las felicitaciones para ambas hinchadas. La hinchada del mono dejó festejar a Bohemios tranquilamente y se paró a aplaudir a todo su plantel una vez finalizado el partido, orgullosos del gran año que tuvieron y sabiendo que esto es deporte, que a veces se gana y otras se pierde. Mucha suerte a toda la gente de la marrón y a la banda del mono en lo que se viene. Salú.

Deja tu comentario...