Con un exuberante Perris Blackwell Cordón dio cuenta de Miramar 73-59 y quedó como líder a la espera de Peñarol.

El arranque del juego fue muy atractivo. Era intenso y muy parejo, pero Cordón sacaba una mínima ventaja con Perris Blackwell pesando en la pintura y cargando de faltas a Riauka. Pero un buen trabajo de Botta y la efectiva muñeca del monito evitaban que Cordón se fuese en el score. Pasaban los minutos y el partido era cada vez más parejo y de gol por gol donde Blackwell era la gran figura albiceleste mientras que los del barrio Belgrano se valían de su juego colectivo y el mismo le dio la chance de ponerse en cabeza. Sin embargo sobre el final mejoró el local, con buenas acciones de Aristimuño puso un 4-0 y se fue al descanso corto arriba 18-15.

El comienzo del segundo chico favoreció a Miramar. El elenco de Yaquinta puso un 10-2 de la mano de Botta y de Riauka, sacando hasta 5 puntos de renta y forzando el minuto de Palacios. Pero luego de dicho minuto Cordón cambió drásticamente. El buen ingreso de Bartesaghi y la capacidad goleadora de Viana le dieron la oportunidad al albiceleste de poner un tremendo 15-0 en la segunda mitad del cuarto,con el cual tomó hasta 10 de ventaja. Miramar no pudo encontrar gol a lo largo de esos 5 minutos, en parte por las malas decisiones que tomaban los jugadores monito y en parte por la muy buena defensa de Cordón. Gracias al ya mencionado parcial Cordón se fue al vestuario ganando 35-25.

Miramar salió al segundo tiempo a buscar descontar, pero lo hizo de forma sumamente desesperada y desordenada, eso le dio la posibilidad a Cordón de seguir dominando. Con un notable trabajo de Emiliano González los de abajo del puente pusieron un 6-0 en los primeros compaces del tercer cuarto que pareció liquidar el encuentro. Miramar siguió luchando, con las insistencia de Soto y los aportes de Riauka el monito lograba anotar, pero siempre sus puntos eran devueltos por González o por Blackwell evitando así que la visita achicar a diferencias. Y así fue todo el cuarto, Miramar peleó, pero Cordon dominó y se fue 46-35 al último descanso del partido.

El último cuarto fue casi na copia del tercero. Miramar con más rebeldía que basket seguía buscando meterse en partido, pero el local de la mano de un Perris Blackwell inbancable le puso la tapa al partido. Los últimos 5 minutos fueron para Diego Palacios rotara el banco y Cordón administrara la ventaja. Finalmente Cordón venció 73-59 a Miramar y quedó líder a la espera de mañana, cuando Peñarol juegue su partido.

Perris Blackwell fue el goleador y la gran figura del partido con 23 puntos, 12 rebotes y 3 tapas. Fue bien secundado por Juan Viana y Nicolás Bartesaghi ambos con 13 puntos y por Emiliano González, quien añadió 12 unidades. Por Miramar Zygimantas Riauka fue el goleador con 14 puntos y 9 rebotes, seguido por Federico Soto con 13 tantos y Maximiliano Botta quien puso 11.

Deja tu comentario...