Los Warriors fueron derrotados por Oklahoma City Thunder y no conocen la victoria en la temporada 2019. Draymond Green fue lapidario frente a la prensa.

Arranque complicado para los dirigidos por Steve Kerr, cayeron en cifras de 120-92, están con record 0-2 y no encuentran rumbo en el arranque. Para colmo, es el peor comienzo de los Warriors en los últimos 30 años en el inicio de una temporada.

Por si fuera poco, Draymond Green se demostró muy autocrítico, estalló frente a la prensa y dejó mucha tela para cortar; “La verdad es que estamos dando asco. Esperemos mejorar y seguiremos trabajando en ello, pero en estos momentos no somos tan buenos”.

El Ala-Pívot fue muy duro con el presente que atraviesa su equipo, además concluyó lo siguiente; “Esto es una mierda. Sabía que no sería igual que antes, pero no pensé que nos fueran a patear así”.

 

 

Deja tu comentario...