Estados Unidos jugó en un alto nivel en los últimos minutos, y tras estar ocho puntos por debajo en el score, se quedó con el triunfo frente a Uruguay en cifras de 78-70.

 

El cordobés Rubén Magnano repitió el mismo quinteto que en el encuentro frente a Puerto Rico, con Luciano Parodi, Brunbo Fitipaldo, Gustavo Barrera, Mathías Calfani y Esteban  Batista.

A pesar de que Uruguay salía con otra prestancia en ataque con relación al encuentro anterior,  los bajos porcentajes en ataque y un par de bombas norteamericanas, hacían que la visita comience ganando 7-2. Los celestes mejoraban los porcentajes desde el perímetro, y tras tres bombas consecutivas – dos de Fitipaldo y otra de Parodi – pasábamos 13-11. La visita no se dejó amedrentar por el cántico de la parcialidad celeste, que coreaba “Uruguay, Uruguay”, y respondieron con tres triples consecutivos, para abrir la máxima de siete. La defensiva charrúa mejoró en el final del periodo, impidiendo que los dirigidos por Van Gundy aumenten la brecha. El primer cuarto se iba 22-17 a favor de los yankees.

El comienzo del segundo cuarto era favorable para los celestes, que encontraban buenos aportes desde la banca, en defensa Sebastián Vázquez era clave, y en ataque Sebastián Izaguirre y Santiago Vidal aportaban triples. Uruguay igualaba en 31 cuando promediábamos el cuarto. Pasábamos por un gran momento, y se veía reflejado en el score, estábamos cuatro tantos arriba. A pesar de bloquear a nuestro rival en ataque, no logramos anotar con consistencia en los últimos minutos, y el primer tiempo terminaba 40-39 para los celestes.

Los primeros minutos del complemento eran entreverados, y se reflejaba en el marcador. En cuatro minutos ambos equipos anotaban cinco tantos. Los norteamericanos sufrirían la baja de Hearn, quien saldría expulsado tras recibir una falta técnica – ya había cometido una antideportiva en el primer tiempo -. A pesar de no tener un gran cuarto en ataque, supimos controlar a Estados Unidos en defensa, con grandes aportes de Luciano Parodi y Santiago Vidal en la primera línea defensiva, y nos permitía ingresar al último cuarto 54-50 arriba.

El epilogo comenzaba con buenas noticias para los nuestros. Richard Solomon se iba expulsado por percibir la segunda falta técnica. Y no solo eso,  atravesábamos por un gran momento en ambos costados de la cancha, y abríamos la máxima de siete a falta de ocho minutos para el final. Corrían los minutos y continuábamos dos posesiones arriba, pero ya no anotábamos con la facilidad de los minutos anteriores. A falta de dos minutos y medio para finalizar el encuentro, los norteamericanos nos volvían a pasar. Uruguay atravesaba por su peor momento, y anímicamente se lo notaba bajo. En un abrir y cerrar de ojos se nos iban siete arriba, los yankees sacaron toda la chapa. Ya era tarde para reacciones, la visita se llevaba la victoria por 78-70, y el pasaje a China 2019.

En el ganador se destacaron los 17 puntos de Travis Trice, y lo 13 de John Jenkins. Mientras que por el equipo celeste se destacaron los 17 de Bruno Fitipaldo, y los 13 puntos,  7 rebotes y 5 asistencias.

Deja tu comentario...