España le ganó a Australia 95-88 en un emocionante partido, con una excepcional actuación de Marc Gasol. Los españoles disputarán el próximo domingo la final frente a Argentina.

Comenzaron mejor los europeos, con Ricky Rubio que manejó los hilos del conjunto español. Pero rápidamente los austriacos controlaron la ofensiva española, aprovecharon los buenos tiros de afuera y con un triple de Dellavedova pasó al frente, 12-11. Transcurrieron los minutos y el juego se tornó parejo, gol a gol. Sin embargo, sobre la chicharra un triple de Llull les permitió irse arriba a los del viejo continente, 22-21.

En el segundo, cambió el rumbo del partido. Los primeros minutos bajó el goleo, Australia se defendió mejor, con Patty Mills que encabezó el ataque, pudo fluir mejor arriba y abrió 8 de renta (32-24), los españoles estuvieron muy erráticos, tomaron malas decisiones adelante. Sobre el cierre los dirigidos por Scariolo mejoraron, igual se fueron al descanso largo abajo, 37-32.

La segunda mitad comenzó con ambos conjuntos que aprovecharon el tiro de afuera. Mills fue imparable para los españoles, también asistió y una constante vía de gol. Así abrió once de renta (39-50), a falta de 4:50. Por el otro lado, comenzó a gravitar Gasol, y con un buen cierre colectivo, los españoles acortaron la brecha. Se fue a último Australia arriba, 55-51.

El período final también lo comenzó mejor el conjunto de Oceanía. Con buenas rotaciones en la ofensiva y aumentó la ventaja. Sin embargo, España tuvo un gran reacción, con un buen juego colectivo y una descomunal actuación de Marc Gasol, pasó al frente luego de estar abajo casi todo el juego, 71-70 cuando solo restaban 8.7 segundos para el final, Mills con un libre le dio la paridad a Australia en 71, para irse al primer alargue.

Fue en el primer tiempo extra que Gasol relució con toda su categoría, rápidamente se adelantó España (76-71). Del otro lado respondió Australia de la mano de Mills, que colocó dos libres pasando por dos (80-78), a falta de 14.2. Gasol contestó de igual manera y se fueron a otro suplementario.  En el segundo, otra fue la historia. España con Rubio que manejó la ofensiva, fluyó muy bien adelante, encontró buenos tiros abiertos y un gran efectividad de tres, de la mano de Llull. Lo cerró de gran manera para ser el primer finalista.

La gran figura del conjunto español fue Marc Gasol con 33 puntos, en Australia se destacaron los 34 tantos de Patty Mills.

España va a jugar otra final del mundo, e intentará obtener lo alcanzado en Japón 2006.

Deja tu comentario...