Unión Atlética en su casa derrotó a Tabaré 92-69 y consigue un punto importante para su futuro. No sufrió nunca, siempre fue superior y le sobró un cuarto.

En Unión Atlética comenzaron Meinero, Couñago, Massa, Silva y Miller. Por Tabaré iniciaron Pernas, Morena, Medina, Rodríguez y Ramírez.

El arranque fue todo del ‘azulgrana’ ya que estuvo más fino y fue más inteligente. Se hizo fuerte en la zona pintada con Miller y Silva, sumado a un triple de Massa sacó un parcial de 16-2 en pocos minutos de juego. Tabaré estuvo muy errático y muy impreciso en ofensiva. Tuvo algunos momentos de Medina y un triple de Rodríguez. Sin embargo Unión fue superior y Silva estuvo encendido en la pintura, además, en la última ofensiva colocó un triple y estiró la victoria para su equipo en el primer cuarto 27-12.

En el segundo siguió mejor Unión que mantuvo la renta de 14. Siempre buscó a Miller en la pintura y obtuvo resultado, también corrió la cancha y estuvo más claro de arranque. En la visita mejoró la asociación Medina-Ramirez y también tuvo un gran ingreso de Rivas, con triple y gol en penetración. El ‘indio’ mejoró y se colocó a 7. Unión tuvo un triple de Couñago en el momento más crítico de su equipo y también fue importante en ataque rápido. El local tuvo un cierre más prolijo, por eso manejó la diferencia y se fue al descanso ganando 44-34.

El tercero volvió con la misma sintonía, el local más inteligente en ofensiva y volvió a 11 de renta. Tuvo un buen ingreso de Santos que llegó al gol con penetraciones. También creció Meinero y asumió más desde el perímetro. Couñago volvió claro desde la banca y aportó gol para un equipo que siguió de largo y sacó la máxima 16. Tabaré por momentos abusó del tiro exterior, pero fue su vía de gol y a pura bomba se mantuvo en juego. El problema estuvo en lo defensivo y el final del cuarto se le hizo insostenible. Se fueron al último ganando el ‘azulgrana’ por 67-52.

El último cuarto estuvo de más y le sobraron los 10 finales. Tabaré perdió la línea, se malhumoró con el arbitro y perdió jugadores como Rodríguez y Ramírez. Medina hizo lo que puso pero estuvo muy solo. En Unión estuvo la figura de Miller, desequilibrante en la zona pintada y siendo incontenible. Couñago fue el conductor del equipo, con destellos en distintos pasajes que le hicieron muy bien al equipo.

El goleador del juego fue Miller con 27 puntos y 12 rebotes, seguido en su equipo por Couñago con 20 puntos y 3 asistencias. En la visita se destacó Medina con 22 puntos.

Deja tu comentario...