Gerardo Fernández: “Retirarme en el club que soy hincha y que amo no tiene explicación”

Gerardo Fernández: “Retirarme en el club que soy hincha y que amo no tiene explicación”

Gerardo ‘Lalo’ Fernández decidió dejar el básquetbol de forma profesional, luego de 13 años consecutivos en Sayago.

El CEFUBB con un centenar de personas por noche, repleto de tapabocas y los protocolos pertinentes, acogió al querido Metro. Torneo que sería el último del capitán rojo. Pensó largar cuando el club estaba en la Liga Uruguaya, pero tras el descenso de Sayago, decidió dar una mano y acompañar a los más jóvenes. 

Vistió la camiseta de Olimpia, Stockolmo, Guruyú Waston, Esparta de Soriano y Marne, pero Sayago es y será su hogar.

“Un Metro atípico, nuevo para todos. En una cancha que no conocíamos. Sin público”, sin embargo, estos condimentos no lograron opacar el crecimiento y gran desempeño del club de Ariel y la vía, que apostó a foguear a sus sub 23. 

“La prioridad de Sayago no era ascender. Le pudimos dar vida a los chiquilines, eso era lo primordial. Terminamos mejor de lo que esperamos. Una vez que estás ahí, es imposible decirle que no a los jugadores, es imposible no querer más. Intentamos, dimos todo y no se nos dio, pero no nos guardamos nada”, afirmó el ’10’. 

Sayago culminó 10° la fase regular, por lo que inició 0-1 los octavos de final ante 25 de Agosto. Rival con el que venía de perder en el cierre de la fase clasificatoria. La serie ante el León de Villa Dolores fue una prueba más, y ratificación de que los pibes estaban a la altura. Se impuso con claridad y poco influyó comenzar abajo el playoff. Nahuel Lemos, retornó al club, luego de su pasaje por Argentina y fue figura. 

En cuartos de final esperaba Stockolmo, 2° en el clasificatorio. El rojo volvió a golpear fuerte la mesa. Sin figuras rimbombantes y apostando al futuro de la institución, los dirigidos por Nicolás ‘Pata’ Díaz se llevaron el primer punto. “Stockolmo era candidato”, sin embargo, Sayago remontó 19 puntos y gracias a un triple de Fernández lo ganó sobre la bocina.  

“Fue tremendo. El mejor triple de mi carrera. Por las circunstancias, porque se terminaba el partido. Nahuel (Lemos) no se animaba a tirar y se la pedí. La tire para arriba y por suerte entró”, confesó sobre la anotación, que finalizó fundido en un abrazo grupal. Triple que va a quedar guardado en el corazón del hincha, junto al emocionante relato de Marcelo López para Roja Pasión.

“En el segundo no nos salió nada, nos pasaron por arriba y el tercero creo que fuimos parejos”,  Sayago cayó de pie, sin reproche alguno. En tiempos que el éxito se define y mide de formas tan irracionales, logró dejarlo a un costado y construir. Potenció a sus jóvenes, rodeandolos de jugadores de experiencia como Silvarrey, Riauka y el mismo  ‘Lalo’.  

El ‘Patita’ Díaz, artífice y responsable total. Respaldando a los gurises y llevando a cabo el proceso del club. “Es fundamental el grupo, tenemos un grupo humano bárbaro. No había presiones, ni descensos, se jugaba en una cancha neutral, tenían que tener su chance”, destacó. A su vez señaló: “se ganaron el respeto de todo el básquetbol, todo el campeonato hablaron de ellos”. 

No es un adiós… 

El  retiro venía rondando en su cabeza desde hace un tiempo atrás. “Decidí jugar el Metro y me retiraba. Cómo bajamos, hable con el club para dar una mano, con mi experiencia estar con los chiquilines”.  

Si bien resolvió dejar la actividad, continuará vinculado a la institución. “Ahora apoyar al club desde otro lugar”, mientras finaliza el curso de entrenador, se desempeña como ayudante técnico de Marcelo Zunino, en las categorías Pre-mini, Mini y Pre-infantiles. Preparándose para el día de mañana ser él quien esté parado tras la línea lateral.  

“No me puedo quejar de lo que me dio Sayago. Retirarme en el club que soy hincha y que amo no tiene explicación”, concluyó.