Luego de finalizado el partido, habló con nosotros Matias Gallo sobre la obtención del Monito.

Estos jugadores se metieron en la historia grande de Miramar; “Increíble, todavía no caemos, hasta el último momento no lo creíamos, hasta que ellos dejaron de defender y empezamos a festejar, recién ahí salimos campeones. Estábamos mentalizados que hasta ese momento iba a ser una serie difícil, el campeonato fue difícil, nosotros no esperábamos estar aquí, ahora a celebrar”.

El equipo de Yaquinta no era favoritos cuando comenzó el campeonato; “Tal cual, no favoritos no. Nosotros leíamos los pronósticos del periodismo y hasta se decía que podíamos descender. La vida da sorpresas, pero para nosotros no lo fue. Desde la primer semana que empezamos a entrenar vimos un equipo con mucho talento, un equipo joven, que entrenaba con mucha intensidad, que íbamos a pelear los puestos, para nosotros no fue una sorpresa”.

La clave de este Miramar; “No hay una sola razón, hay varios motivos. Creo que un equipo largo fue una virtud, el acierto del armado del equipo fue brutal. Después la intensidad de un equipo joven, eso fue otra clave. También la humildad, íbamos primeros en un momento del campeonato, arriba de Peñarol y nunca nos la creímos, seguimos laburando para obtener algo mucho más grande”.

Deja tu comentario...