Peñarol le ganó con lo justo a Colón en cifras de 70-67 y pone la serie 1-0 en su favor. El próximo lunes se volverán a ver las caras en San Martín y Fomento.

En Peñarol comenzaron Álvarez, Zanotta, Wenzel, Pérez y Guerrero. En Colón iniciaron Álvarez, Pomoli, Ferreira, Pereira y Shields.

En el comienzo del juego los dos estuvieron claros en ataques, hubo dos triples para cada lado y el marcador fue igualado en 7. Los minutos siguientes fueron cortados y hubo poco gol, el juego no era bueno pero Peñarol marcó un parcial de 14-10. El cierre del cuarto también siguió parejo, en Peñarol creció Guerrero y fue importante en la zona pintada. Colón corrió la cancha y por momentos generó buenas ofensivas, llevó el partido a su ritmo e hizo negocio. El final del primer cuarto fue para Peñarol por 18-17.

En el segundo Colón aprovechó un bajón del carbonero en defensa y dejó el marcador 27-24. Tuvo buenos ingresos desde la banca, Pomoli fue figura, hizo de las suyas y complicó a todo momento, sacó en varias ocasiones gol y falta. Colón siguió de largo y aprovechó su momento. Peñarol estuvo con problemas en ataque, le costó desde la generación de juego y tuvo perdidas que le costaron caro, en defensa estuvo permisivo y Colón se le agrandó. A pesar de todo despertó y descontó cuando su rival le sacó 8. Se fueron al descanso largo ganando Colón 40-37.

En el tercero volvió mejor Colón y que aprovechó los errores de Peñarol en ataque, en dos minutos de juego colocó un 6-0 corriendo la cancha, sacó la máxima de 9 y obligó al minuto de Kogan. Hernán Álvarez fue un motor en el equipo y con un triple estiró la ventaja. Imanol Asaravicius pura potencia levantó al equipo de Kogan, y con un triple arrimó a su equipo, también momento de Guerrero dejó el marcador 47-49. Colón se cerró en zona en el final y paro el goleo carbonero, otro buen ingreso de Girbau le aportó oxígeno en el resultado parcial. Se fueron al último ganando Colón 70-67.

El último comenzó parejo y a los dos les costó el gol en los primeros minutos. Girbau siguió siendo implacable en la zona pintada y sobre todo en los rebotes ofensivos. Sin embargo Colón se fue quedando sin vías de gol, se le dificultó y le pesó más que nunca la baja de Shields. Peñarol no brilló pero de a poco encontró una renta que mantuvo en los minutos finales. Con Asaravicius y Guerrero como principales figuras cerró un juego que se le hizo muy duro y por momentos no le encontró la vuelta. El segundo juego será el lunes próximo en cancha de Colón.

El goleador del juego fue Guerrero con 20 puntos, 10 rebotes y 5 tapas, seguido de Asaravicius con 13 puntos y 9 rebotes. En Colón se destacó Girabu con 16 puntos y 9 rebotes.

 

Deja tu comentario...