Con un triple sobre la bocina, Notre Dame venció 61-58 a Mississippi State Bulldogs y se proclamó campeón de la NCAA femenina.

Arike Ogunbowale fue la protagonista, quien a falta de 3 segundos recibió la bola y decidió una final con un gran contenido emocional.

 

Deja tu comentario...