Foto: Hebraica, último campeón de Liga

A tan solo diez días del comienzo de una nueva edición de la Liga Uruguaya de Básquetbol, los catorce equipos participantes, se vienen preparando de buena manera con el fin de llegar de la mejor forma posible al inicio. Se renuevan las ilusiones. Todos arrancan de cero. Claro está, no todos tienen iguales objetivos.

Para ser campeón, hay que desbanca justamente al campeón. Y yo creo que el campeón, Hebraica, parte como el gran favorito. No sólo mantuvo su plantel, sino que lo potenció con la llegada de Martín Aguilera. Un jugador que puede ser importante en la rotación del equipo. A su vez, Izaguirre, quién se perdió las últimas finales por lesión, vuelve después de una larga recuperación. Con los pibes cada vez más maduros, el “macabeo” es candidatazo.

Claro está, ningún cuadro se la va hacer fácil. Porque Defensor, Malvín, Trouville, Aguada y Goes lo van a querer desbancar. Defensor con la contratación de Mauricio “pica” Aguiar, aspira a ser campeón. Un equipo que mantiene la mayoría de sus jugadores, con la llegada del “pica”, tiene que tener como objetivo ganar el título. Malvín con las salidas de Calfani, Martínez y Newsome parecía que no iba a tener el protagonismo de siempre. Pero esta semana sacudió el mercado. La nacionalización de Hatila Passos, hace de Malvín un equipo peligroso para cualquiera. Manteniendo a Mazzarino y Bavosi, ahora con Hatila como nacional y si logra tener una buena dupla extranjera puede aspirar a campeón. Quizás no tenga un plantel largo, lo que hará que López eche mano a los pibes del club. Trouville, con la incorporación de Newsome, parecía un claro candidato. Pero la marcha de del “pepo” Vidal, Aguilera y Borselino, lo relegan un poco. Tiene un gran dupla de extranjeros con Villegas y Young, y tiene también un plantel con mucha rotación, lo que le puede permitir alcanzar la intensidad que pretende el entrenador. Aguada y Goes se armaron por lo menos para llegar a semifinales. El “aguatero” con la llegada del “panchi” Barrera jerarquiza su plantel. Si el “panchi” está encendido y sano, hay básquetbol asegurado. Además retorna Jeremis Smith, campeón con Aguada en la temporada 2012/13, como extranjero e incorporó a dos pibes que han tenido una buena temporada en LUA, como el caso de Federico Pereiras y Edison Espinosa. Por su parte Goes quiere más, no se conformará con estar entre los ocho. La llegada del “enano” Martínez y la continuidad de todo el plantel, hacen del “misionero” un rival muy difícil.

Urunday puede ser la gran sorpresa de esta LUB. El “estudioso” potenció su plantel con la llegada de Brian Craig. Es un club con un proceso muy serio que tiene como principal objetivo meterse entre los ocho, pero con potencial para pelear por un lugar en semis.

Biguá, con un plantel que se conoce y la llegada de Borselino, Olimpia, Welcome y Unión Atlética, son los que pueden pelear por el último lugar entre los ocho de arriba. Un escalón por debajo vienen Larre Borges, Cordón y Sayago, que tienen como objetivo principal zafar del descenso y porque no, pelear por entrar entre los ocho.

Desde este equipo de trabajo, queremos desearle una buena Liga a todos, jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, hinchas y periodistas. Esperemos que siempre se tenga que hablar de básquetbol, de lo bien o mal que jugó un equipo, pero de básquetbol en fin, y no de hechos de violencia dentro o fuera de la cancha. Ojalá así sea, por el bien del deporte y de la sociedad uruguaya.

Deja tu comentario...