Foto: ACB.

Jayson Granger habló sobre su lesión de tobillo y manifestó que es la primera semana desde noviembre del año pasado que no siente dolor alguno. 

Vitoria, 12 sep (EFE).- El jugador uruguayo del Kirolbet Baskonia, Jayson Granger, señaló este miércoles que la Supercopa Endesa “es una buena oportunidad para empezar con buen pie la temporada”, aunque avisó que el Barcelona, su rival en semifinales, es un equipo “muy complicado”.

El uruguayo es uno de los pocos baskonistas que no ha viajado con su selección para poder recuperar de sus problemas físicos en un tobillo y en este aspecto destacó que la articulación “evoluciona muy bien”, puesto que es “la primera semana” que no tiene dolor “desde noviembre del año pasado”.

 “Estoy contento con la evolución y el nuevo tratamiento”, manifestó el charrúa, que ahora tiene como objetivo “coger la forma e intentar llegar lo mejor posible al principio de la temporada”.

La ausencia de compañeros, convocados por los combinados de sus países, ha provocado que ésta sea una semana atípica de pretemporada, pero Granger apuntó que en lo personal le va a venir muy bien “para hacer trabajos extra tanto con los entrenadores como con los preparadores físicos para estar a tono”.

La lesión del tobillo izquierdo del base azulgrana fue un quebradero de cabeza la pasada campaña porque, tal y como ha relatado el jugador, todo comenzó con una bursitis, luego se produjo un esguince, después otro y finalmente un tercero, que fue el más grave, de segundo grado.

“No se curó bien del todo porque venían los ‘playoffs’ de Euroliga y cuando no curas un esguince bien, siempre tiendes a recaer”, reconoció el director de juego, que añadió que también tiene “una deformidad en el hueso” que le estaba tocando el tendón de alquiles.

Durante el verano, Jayson Granger ha seguido un tratamiento conservador que no ha funciona, pero todo apunta a que el nuevo método, más intenso, “está dando muy buenos resultados”.

Lo primordial para este curso para el uruguayo es “estar sano” y reconoció la competencia que tendrá en el puesto de base y escolta donde hay cinco jugadores para dos posiciones.

Sobre la formación de la nueva plantilla dijo que “es muy importante haber mantenido el bloque del año pasado”, ya que la mayoría conoce “el sistema defensivo”, y destacó que los nuevos compañeros son inteligentes y aprenden rápido.

A su juicio, “el equipo tiene mucho margen de mejora de cara a la temporada” que arrancará la próxima semana.

EFE

Deja tu comentario...