La Euroliga busca soluciones y envía a FIBA un calendario alternativo para poder llegar a buen puerto. Se eliminarían las ventanas de eliminatorias. 

Un calendario alternativo bastante absurdo a nuestro entender, fue el que planteó Euroliga a FIBA para tratar de llegar a una solución.

La idea que tiene el órgano europeo es tener actividad de Octubre a Junio, luego darle un plazo de 15 días a los jugadores para que entrenen con sus selecciones y prácticamente un mes y medio (Junio-Julio) para realizar los torneos correspondientes. Luego sí, llegarían las vacaciones para los profesionales en agosto, para volver a la actividad en Setiembre, con la pretemporada. 

Recordemos que la Euroliga ha optado por no frenar sus actividades por las Ventanas de Eliminatorias de FIBA para la Copa del Mundo 2019. Esto dejaría en manos de los clubes optar por dar a sus jugadores o no; lo lógico en este mundo del basketball sería que NO, debido a la importancia que tiene la Euroliga, tanto en prestigio, como también en lo económico. Esto le quitaría a varias selecciones un potencial enorme, como por ejemplo al seleccionado argentino (Facundo Campazzo, Patricio Garino, Luca Vildoza), mientras que Uruguay no contaría con el jugador con la valorización más alta de la AmeriCup, Jayson Granger. 

La primer ventana FIBA será en Noviembre y Uruguay recibirá a Panamá el 23, mientras que el 26 deberá visitar a Paraguay. 

 

 

Deja tu comentario...