La final trajo consecuencias

La final trajo consecuencias

Tras perder la final ante Baskonia, la entidad culé se vio sacudida por la salida de su entrenador y la llegada de un ídolo como jugador. 

 

La final perdida de ACB ante Baskonia en cifras de 69-67, dejó secuelas por Barcelona. Estaba todo dado para que el barca, tras cinco temporadas sin obtener el titulo lo vuelva a hacer. Real Madrid, el gran candidato había quedado por el camino, el Valencia perdía en semis ante Baskonia, y el camino parecía allanarse. Pero los dirigidos por Pesic volvieron a decepcionar. Una magra final, y las virtudes del rival, que por algo termina siendo campeón, lo hacen morir en la orilla nuevamente. Esto lógicamente iba a traer consecuencias. Primero fue la salida del entrenador, ahora es la llegada de su reemplazante.

Hablamos del mítico Sarunas Jasikevicius, ídolo como jugador blaugrana. El lituano de 44 años jugó en Barcelona del 2000 al 2003, debutando como profesional. Luego volvió en la temporada 2012/13 previo a su retiro en el Zalgiris Kaunas. Si de títulos hablamos, Saras obtuvo la Euroliga en 2003, dos campeonatos ACB en 2001 y 2003 siendo MVP de las finales, además de tres Copas del Rey. Ahora como entrenador, el lituano era un claro objetivo de las últimas temporadas por los catalanes. Su rebeldía, impronta, carácter y conocimiento del club hacen que hoy aparezca como el indicado para este momento, y ser quien los conduzca nuevamente a la cima en España.

El entrenador se encontraba bajo contrato con el Zalgiris Kaunas, pero sus ganas de volver a Barcelona eran muchas, y ese deseo mutuo entre él y la dirigencia blaugrana hizo que se confirme su vuelta, ahora como entrenador. Veremos que pasa.