Foto: Paulo Petkoff.

Goes derrotó a Biguá 80-78 y llega entonado para el clásico del próximo martes contra Aguada. El misionero crece en la tabla y no pierde en su cancha.

Precioso partido para observar en Plaza de las Misiones; ambos llegaban en igualdad de puntos, prometían un choque parejo y no defraudaron.

Tremendo comienzo del Pato de Villa Biarritz, que mantuvo su intensidad en ofensiva, convirtiendo producto de Gonzalo Meira y la familia Osimani, de gran mano. Los de José Rovira no erraban y Goes aguantó bastante su efectividad, pero la misma entró a caer pasando la mitad del primer chico. En un abrir y cerrar de ojos, Biguá tomó 12 de ventaja y parecía mucho. El local logró descontar con sus internos Torres y Shaw, pero el Pato era más y se llevaba el primer parcial por 27-19.

Los segundos 10 minutos comenzaron parejos, con un Goes con goleo repartido que intentaba disminuir la diferencia, pero al frente se encontraba un Forte prendido en ofensiva con 6 puntos consecutivos. Sin embargo, todo cambió y la balanza comenzó a inclinarse para el conjunto local. Tanto Borsellino, como Aguilera eran importantes con sus arremetidas en ataque y precisamente con puntos del Tito, el Misionero igualaba el partido en 40.

Complemento similar, pero a la inversa. Un partido que seguía igualado, con Fernando Martínez utilizando de forma notable los picks para generar juego y encontrar sus puntos. Del otro lado, la experiencia de Martín Osimani jugaba su papel, hasta que fraybentino Aguilera apareció. El alero hizo un gran desgaste en ambos sectores de la cancha, aparte su equipo estaba en el mejor momento, encontraba puntos por varias vías y los dirigidos por Gustavo Reig abrían 10 de ventaja (66-56). Finalmente, Martín Rojas con un tiro libre descontaba y la diferencia pasaba a ser de 9 entrando a la recta final del encuentro.

En un trámite dominado por el local, teniendo a Aguilera, Martínez y Borsellino como piezas fundamentales, donde parecía tener todo encaminado a la victoria, aparecieron los llamados Martín en Biguá. Tanto Osimani, como Rojas asumieron en ofensiva, este último colocando una bomba a falta de 10 segundos para dejar al Pato a tan solo una unidad. Tras el mismo le pintan antideportiva a Johnson contra Martínez, jugada más que polémica, pero que el enano la aprovechó para sentenciar el juego. Merecido triunfo de Goes por 80-78 ante un equipo que cuando estuvo abajo, no pudo volver a pasar al frente.

Nicolás Borsellino sumó 18 puntos, 14 rebotes y fue la máxima figura que tuvo Goes en el encuentro. Aunque muy cerquita están los rendimientos de Martín Aguilera (17 puntos) y Fernando Martínez (15 puntos, 8 asistencias), aunque este último sumó 7 pérdidas. Gran victoria de Goes, que reivindica que su estadio es el más fuerte de la Liga Uruguaya y llega con todo al partido más importante, el clásico del martes.

En Biguá Martín Osimani sumó 24 puntos, tomó 6 rebotes y repartió 6 asistencias, llegando a una valorización de 30 unidades. Lo siguió Cameron Forte con 21 puntos y 7 rebotes. El Pato tuvo un gran primer tiempo de Gonzalo Meira, pero bajó considerablemente en el segundo tiempo. Ahora los de Villa Biarritz deberán recibir el lunes a Welcome, en un partido clave para recuperar la senda del triunfo. Aparte, en Biguá debutó el nuevo extranjero Charles Hinkla, quien apenas jugó 8 minutos, pero lanzó para 14 y no convirtió, sí tomó 2 rebotes.

Deja tu comentario...