Como todos los miércoles en dobleyfalta.com tenemos el segmento de “memorias” sobre el deporte naranja y en este caso recordaremos la última gran consagración del seleccionado uruguayo que sería hace casi 21 años.

A mediados de Junio del año 1997 se disputaría un nuevo Sudamericano de Básquetbol esta vez en la ciudad de Maracaibo, Venezuela. Sería la edición número 37 del certamen que en ese entonces tenía nada más y nada menos que a Uruguay como último campeón en el año 1995 en nuestro país con la recordada y festejada final ante Argentina.

Recordemos que nuestra selección venía de haberse quedado afuera de la clasificación a los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 pero lograba mantener nombres importantes de la gesta de 1995 a pesar de ya no tener nombres del calibre de Juliano Rivera, Jeff Granger, Alain Mayor y Enrique Cativelli, lograba sumar nombres como el de un joven llamado Nicolás Mazzarino, Camilo Acosta, el panameño nacionalizado Adolfo “fito” Medrick y Freddy Navarrete.

Ese equipo que nuevamente era dirigido por el ya fallecido Victor Hugo Berardi viajó a Venezuela con: Marcelo Capalbo, Diego Losada, Marcel Bouzout, Gustavo Sczcygielski, Oscar Moglia, Luis Silveira, Luis Pierri, Juan Manuel Moltedo y los ya nombrados Freddy Navarrete, Nicolás Mazzarino, Camilo Acosta, Adolfo Medrick.

El conjunto “celeste” iba a participar del Grupo B emparejado con Brasil, Paraguay, Bolivia y Colombia. Mientras que en el Grupo A se iban a encontrar Argentina, Chile, Ecuador Perú y el local Venezuela.

Un torneo que a priori tenía como favoritos al local Venezuela que iba a estar acompañado por más de 4000 personas en cada juego, Argentina y Brasil por el poderío que siempre demostraron y Uruguay por haber sido el último campeón.

La “celeste” comenzó el certamen con victoria ante Bolivia por 127 a 50 el día 20 de Junio. Al día siguiente el seleccionado uruguayo también vencería a Paraguay por 99 a 59. Luego continuaría el camino con victoria ante Colombia por 94 a 63. El equipo de Victor Hugo Berardi lograba hasta el momento confirmar su favoritismo en el certamen logrando grandes actuaciones de sus jugadores claves Pierri, Capalbo y Losada. Finalmente en el último juego del grupo la “celeste” perdería el invicto ante el equipo de Brasil, los norteños se iban a quedar con el triunfo por 75 a 74 para culminar la serie en el primer igual por encima de nuestro seleccionado.

Llegaría la fase final y las cuatro selecciones que en un principio eran las favoritas lo iban a confirmar al llegar a esta fase.

Nuestra selección iba a comenzar dicha fase enfrentando al local Venezuela que contaba con el gran Carl Herrera que había sido campeón NBA con los Houston Rockets y que partía como favorito, pero fiel a nuestra historia y como dice la canción “descolgando el cielo” de Pitufo Lombardo -“nunca favoritos siempre desde atrás”- Uruguay iba a derrotar a la vinotinto por 96 a 89 con una gran actuación de Diego Losada y Marcelo Capalbo aportando 18 unidades.

Últimos segundos del triunfo uruguayo:

A pesar de la victoria y el empuje anímico que eso podía darle al seleccionado poco iba a durar ya que al día siguiente sería derrotado nuevamente por Brasil pero en este caso por 86 a 76 en un encuentro disputado en condiciones climáticas anormales debido a la humedad.

Llegaría la emocionante jornada final, en donde las cuatro selecciones llegaban igualadas con una victoria por bando ya que en la primera jornada Argentina iba a derrotar a Brasil por 91 a 87 y Venezuela iba a derrotar a la “albiceleste” en la segunda jornada por 87 a 78 además de los resultados de Uruguay.

Uruguay iba a enfrentar a Argentina a primera en lo que sería un nuevo clásico del Río de la Plata esperando lograr una victoria e ilusionarse con un triunfo del local Venezuela a segunda hora ante Brasil. El equipo argentino tenía nombres que con el paso del tiempo serían importante en el básquetbol albiceleste como Alejandro Montecchia, el conocido por todos nosotros Rúben Wolkowysky y un tal Fabricio Oberto que luego sería campeón de todo con la “generación dorada”. Todos ellos eran dirigidos por la gran dupla técnica de Julio Lamas y Rúben Magnano.

La “celeste” iba a lograr el gran triunfo por 80 a 78 con una gran actuación de una de las figuras de aquel Welcome campeón federal, Diego Losada con 18 puntos. Ahora habría que esperar al resultado de segunda hora. El entrenador Victor Hugo Berardi decidió que el plantel fuera al hotel nuevamente antes de la premiación.

Con el juego con ventaja de dos puntos para el equipo brasileño( resultado que le daba el título) el conjunto “celeste” iba a emprender rumbo hacía el estadio “Elías Belisario Aponte” teniendo claro que al menos se iría con la medalla de Plata pero para sorpresa de toda la delegación al momento de llegar al escenario restaban 56 segundos y Venezuela( sin chances) derrotaba a Brasil por seis puntos de diferencias dándole el título a nuestro seleccionado que al grito de “Uruguay Uruguay” iba a comenzar con los festejos.

Entre abrazos, lágrimas y emociones, Uruguay se consagraba campeón sudamericano y se colgaría la medalla de oro por segundo año consecutivo, llegando a su título número once además de volver a triunfar en el exterior después de 43 años en Cúcuta 1955.

Resultado de imagen para uruguay campeon en maracaibo 1997

Nadie se imaginaba que ese 27 de Junio de 1997 quedaría marcado en el básquetbol de nuestro país como la última consagración en el baloncesto internacional, a partir de ahí se vendría una sequía que aún perdura en el tiempo y en donde nuestra selección a logrado nada más dos vicecampeonatos en 2006 en Caracas y 2008 en Puerto Montt.

Ahora con el cambio en la disputa de torneos FIBA tanto en eliminatorias como con la AmeriCup se puede confiar y esperanzar con otro gran triunfo “celeste” además del buen trabajo que viene haciendo Marcelo Signorelli que ha tenido en este tiempo una buena participación en AmeriCup y la gran victoria significante el triunfo ante Argentina como visitante después de 12 años y que nos mantiene con grandes chances de clasificar a la siguiente ronda y porque no aspirar a un puesto para el Mundial de China 2019.

Deja tu comentario...