Foto: Laly Da Silva

El 9 de marzo Capitol jugó su último juego en la Liga 2019/2020 y no fue un partido más para Matías Lado. Fue su último juego como profesional y un par de semanas después hablamos con el de lo que fueron sus 17 años picando la naranja profesionalmente.

Días antes a ese juego se corrió la noticia de que sería su último partido pero lo vivió con la misma dedicación que los anteriores. Urunday se quedó con el punto pero es parte de la anécdota, el hecho es que faltando menos de un minuto Hernán Álvarez entró en su lugar y toda la gente que estaba en el gimnasio de Cordón, compañeros, hinchas, rivales e incluso la terna, se paró para darle un último aplauso al base que se despedía emocionado y con lágrimas en los ojos.

Inició su camino en Layba y siguió las formativas en Trouville. Luego pasó por Stockolmo, Welcome, Goes, Capurro, Sayago, Plaza Nueva Helvecia y se retiró en Capitol.

De su último partido nos comentó, “Una mezcla de sensaciones. Emoción, alegría, tristeza pero sobre todo el cariño de la gente“.

Un par de años en Capitol a pura alegría, logrando el ascenso y cumpliendo el objetivo de quedarse en la Liga, “Esperábamos lograr el ascenso porque habíamos trabajado muy duro y confiábamos en el laburo. Al igual que la permanencia. Creo que el creer y estar convencido te empuja a laburar para lograrlo. Después puede no darse pero seguramente todos los equipos esperan poder plasmar en cancha el laburo y obtener resultados“.

Lado sabía de que se trataba eso al vivirlo antes en Sayago, sobre como ayudó esa experiencia previa, “A mi, personalmente, me sirvió mucho. En Trouville jugábamos con otra presión, la de estar entre los cuatro o tratar de salir campeón. Jugar con la presión del descenso no es fácil y en mi opinión es bastante más difícil de llevar mentalmente. Creo que el equipo fue muy maduro, a pesar de la juventud, y entendimos como había que jugarlo“.

Le preguntamos por el año que más disfrutó, “Todos. Siempre disfruté jugando. Cada año fue un aprendizaje desde todo punto de vista. Basquetbolísitico ni que hablar, desde lo personal, el manejo de situaciones, relacionamiento con distintas personas. Hasta en inglés jeje“.

Repasando la carrera, algún recuerdo que le haya quedado guardado y algo que no pudo cumplir, “Recuerdos deportivos un montón. El momento que me quedó grabado a fuego fue, previo a un partido Sayago vs Cordón por la liga había fallecido mi abuelo el día anterior y el minuto de silencio por él me impactó, No lo esperaba. Algo que me hubiese gustado es participar en algún momento de la selección pero por suerte el puesto estaba recontra bien cubierto jeje“.

Le pedimos que arme un quinteto con los que jugó, “Todos! Con los que jugué para mí eran los mejores siempre. Germán Silvarrey, Mauricio Trasante, Juan Wenzel, Hernando Cáceres, Nicolás Borselino. En el banco: Lalo Fernández, Mauri Gallo, Zuvich y yo jaja. Cinco jugadores nacionales con los que jugué, Marcel Bouzout, Esteban Batista, Joaquín Izuibejeres, Mauro Tornaría y Luis Silveira. Los Rmejores extranjeros: Jair peralta, Toñito García, Diego romero, Gordon James y Terrence Shelman“.

Por último nos comentó que le gustaría poder seguir vinculado al basketball de alguna manera.

Desde DobleyFalta le agradecemos el tiempo tomado para responder unas preguntas y el mejor de los éxitos en esta etapa nueva que se viene.

Deja tu comentario...